Todos los que tenemos o hemos tenido mascotas sabemos que le aterran los fuegos artificiales, sobre todo la noche del 31 de diciembre que suele ser las más bulliciosa del año. Entre las fiestas, los conteos regresivos y los fuegos artificiales, la nochevieja es un verdadero caos auditivo, y si a esto le sumamos que los perros y los gatos tienen más desarrollados los sentidos del oído, es obvio que sufran, se asusten y tengan ansias. Es por eso que algunos expertos nos han dado algunos “tips” para que tu mascota no se agobie en estas fechas.

1Siempre dentro de casa

Si tienes costumbre de que tu mascota ande libre por casa o que salga al jardín o patio (si lo tuvieras), esa noche tiene que ser la excepción. Scott Charters, experto de la tienda de mascotas Petbarn; recomienda que mantener a la mascota dentro de la casa, mejor si es en una habitación que aísla el ruido, también recomienda bajar persianas y cerrar cortinas para que no vean las luces. Si es posible encender una televisión o radio (en esa habitación) para que haga de “ruido blanco”, y así distraiga a la mascota.

2Un largo paseo

Si su mascota es un perro, los expertos recomiendan un largo paseo por la tarde para que el animal juguetee, corra y de alguna manera se agote más de lo normal. Así en la noche pueda dormir más temprano y quizás pase las 12 de la noche dormido y sin caer en cuenta del bullicio de la calle.

3Siempre precavido

Muchas veces es imposible mantener encerrado a un perro, ya que llora grita o hace destrozos (o todo junto), lo que hace inevitable que logre escuchar el ruido de los fuegos artificiales. La mayoría de los perro reaccionan asustados y tratan de correr o escapar. Así que debe estar atento que su perro no escape de casa que puede ser muy difícil encontrarlo entre tanto caos.

4Siga los instintos de su mascota

Cando las mascotas (sobre todo perros y gatos) entran en estrés por el repentino ruido de los fuegos artificiales reaccionan por instinto. Algunos corren a esconderse bajo la cama o bajo la mesa, otros se quieren meter al armario o se orinan. Debe estar atento a esta reacción natural de protección y dejar a su mascota que lo haga. Quizás su perro o gato se sienta mejor por estos momentos escondido bajo la cama, para qué sacarlo de ahí, sólo le causará más miedo, confusión y estrés.

5Medicación previa

Si su mascota sufre demasiado y sabe por experiencia que su cuadro de estrés en estos episodios es muy fuerte. Los expertos recomiendan asistir con antelación al veterinario y buscar ayuda, él le podrá recetar algún medicamento para los nervios, un calmante o en casos extremos un somnífero.

6Brinde protección

Otra de las reacción común de las mascotas en estos casos es la búsqueda de protección del amo, sobre todo de los perros. Quizás deba abrazar por uno minutos a su mascota para que se sienta protegida y fuera de peligro.

Su voto: Ninguno Average: 4 (1 vote)