Expertos proponen un horario universal para eliminar confusiones

Actualmente existen en el mundo 24 husos horarios, es decir 24 horas distintas en todo el planeta, una por cada hora del día, lo que para muchos expertos es un exceso absurdo. Los especialistas del Instituto Johns Hopkins de Baltimore, en Estados Unidos; el profesor de física y astronomía Dick Henry, y el economista Steve Hanke vienen causando revuelo en tema de horarios, ya que insisten en la creación de un horario universal que rija en todo el mundo, eliminando las tan confusas zonas horarias.

Por qué eliminar las zonas horarias

Tener un horario universal implicaría que todas las ciudades del mundo tengan la misma hora en sus relojes, lo que sería por ejemplo que Nueva York, Roma, Sidney y Buenos Aires marquen en sus relojes el mismo horario. Aunque suene extraños, los expertos que apoyan esta propuesta aseguran que sería lo mejor y más sencillo para el mundo.

Steve Hanke y Dick Henry

Steve Hanke y Dick Henry

Según Dick Henry y Steve Hanke las zonas horarias se han vuelto obsoletas debido al internet y a la globalización, a lo que explican diciendo: "Estamos en una situación de compresión de espacio y tiempo. La gente se está acercando y puede comunicarse mejor que en el pasado".

La propuesta de Henry y Hanke es bastante interesante y está avalada con razones de peso; hoy en día la comunicación se ha estrechado como nunca antes en la historia, el internet, las redes sociales, los dispositivos móviles Android, las aplicaciones de mensajería etc., han hecho que la comunicación sea instantánea a cualquier hora del día, sin importar esta.

Las ventajas de que todo el mundo tenga la misma hora

El mundo se rige con el sistema Tiempo Medio de Greenwich (GMT), el que después cambió de nombre a como Tiempo Universal Coordinado (UTC), sistema que rige los husos horarios de todo el planeta. Pero al margen del horario, se podría asegurar que todo se rige con tiempo solar, es decir que el mundo despierta cuando el sol sale y termina en la noche cuando este ya se ocultó; y esto no cambiará.

Que todo el mundo tenga el mismo horario o un horario universal, sólo implica que todos tengan la misma hora en sus relojes; los hábitos y costumbres no cambiarían, pero si habrían algunas ventajas.

Entre las ventajas más resaltantes de tener la misma hora en todo el mundo, estaría la eliminación de la confusión de horarios, lo que a su vez traería más productividad y eficacia en el tema laboral, ya que no habría confusiones, además ya no se perderían vuelos ni reuniones internacionales

Pero también tiene sus “contras”, como la confusiones, ya que si todos tenemos la misma hora podríamos cometer errores de cálculo y llamar por ejemplo desde Pekín a ciudad de México a las 9, los primeros estarían empezando el día, mientras que los mexicanos estarían acabándolo.

Henry y Hanke proponen este cambio para que se inicie el 1 de enero del 2018; también que internet sirva para viralizar su propuesta y su idea. Por lo pronto ya han salido algunos detractores y aseguran que el internet no ha eliminado las diferencias horarias, al menos todavía.

Agregar comentario