Napercise

La compañía de fitness David Lloyd Club (localizada al sudeste de Londres), implementó un nuevo tipo de entrenamiento llamado Napercise (término que en inglés combina las palabras nap que significa siesta y exercise que quiere decir ejercicio). Un tipo de clase cuyo objetivo es lograr el descanso, el bienestar de los asistentes. Consiste en clases de 60 minutos en las que los alumnos se acuestan en camas individuales y duermen.

Cómo son las sesiones de Napercise

La sesión tiene una duración total de 60 minutos de los cuales al comienzo se realizan unos minutos de ejercicios de estiramiento. Luego los alumnos se acomodan cada uno en una cama individual, se les entrega una manta y un antifaz y duermen ininterrumpidamente durante 45 minutos. Mientras ellos descansan, los profesores hacen una ambientación colocando una música funcional de fondo y bajando la temperatura de la sala hasta un nivel donde el cuerpo, con el cometido de entrar en calor, empiece a quemar calorías. Para terminar se llevan a cabo nuevamente una serie de ejercicios para estirar los músculos y relajar todo tipo de tensiones.

Investigación antes de implementar novedoso entrenamiento

La compañía de fitness David Lloyd Club realizó investigaciones antes de lanzar este programa y descubrió que hay muchos padres y madres de familia que van al gimnasio con el único propósito de descansar y alejarse un rato de las obligaciones y demandas familiares y laborales.

Según una revelación realizada por la empresa, el 86% de los padres confesó sufrir de cansancio y ello es muy grave, ya que el buen descanso es fundamental para lograr el bienestar físico y mental.

En la actualidad, de acuerdo a lo reportado por los dueños de los gimnasios, hay una especie de epidemia de cansancio y por ello, inventaron esta rutina, ya que dormir una siesta corta puede ser muy bueno para la salud.

A favor y en contra

Obviamente esta propuesta tuvo personas a favor y en contra. Los que están a favor, lo ven como una buena oportunidad de lograr el descanso fuera de casa, algo que en la misma muchas veces no es posible. Por su lado los detractores indicaron que era poco probable que alguien pagara por dormir una siesta pudiendo hacerlo gratis en su casa.

Lo cierto es que la cadena ya recibió muchas consultas de clientes e interesados. Una siesta breve que corte la jornada puede ser de mucha ayuda para renovar energías, mejorar los niveles de estrés, ansiedad y reducir el riesgo de enfermedades como la obesidad, hipertensión y diabetes.

Sin votos aún