Adopción de homosexuales en América Latina

La adopción homosexual es cada vez más una realidad en América Latina. Ya son varios países donde esto es un hecho y se suma a otras importantes conquistas que ha realizado la comunidad gay en el continente. Aunque cabe resaltar que, en el caso de la adopción, lo que ha primado para aprobar la legislación, es el interés superior del niño. Es decir, su derecho a tener una familia y ser amado por sobre todo y por sobre el derecho de las parejas homosexuales a ser padres.

Uruguay

Uruguay se convirtió en septiembre de 2009 en el primer país de América Latina en aprobar la adopción gay. En 2013 avanzó mucho más en esto, aprobando el matrimonio entre personas del mismo sexo. Siempre fue un país pionero en legislar en temas controversiales (voto femenino, legalización del aborto, legalización del autocultivo de marihuana, etc.) y en defender así los derechos de las minorías.

En 2009 cuando se aprobó la ley, la entonces legisladora frenteamplista Margarita Percovich, en su informe ante la Cámara Alta señaló:

La novedad es que los niños pueden ser adoptados por parejas en unión concubinaria y tienen los mismos derechos que los hijos de los casados ante el registro civil. Lo que hacemos es equiparar los derechos de los niños, no estamos pensando en las opciones sexuales de los que adoptan.

En Uruguay las adopciones están a cargo del Departamento de Adopciones del INAU (Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay) y contrariamente a lo que se esperaba después de la aprobación de la adopción y del matrimonio homosexual, muy pocas parejas se presentaron hasta la fecha para comenzar con los trámites.

Aurora Reolón, integrante de la Asociación de Padres Adoptantes del Uruguay (APAU) señaló:

Antes de presentar la reforma de la ley de adopciones nos hablaron mucho por el problema que se iba a dar por la adopción de parejas homosexuales. APAU como organización no tiene una posición tomada sobre el bien o el mal que puede generarle esto a un niño, pero lo cierto es que todos los niños que se sabe que tienen problemas de maltrato, que fueron abandonados, son niños de parejas heterosexuales. Si el niño se siente orgulloso de sus papás o sus mamás yo no veo que haya ningún problema. Si le cocinan rico, si lo sacan a pasear, si lo ayudan con los deberes, es lo que importa y son las cosas que le van a interesar.

México

En México en diciembre de 2009, se aprobó la adopción homosexual en el Distrito Federal, Coahuila y Quintana Roo. En junio de 2010 la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la adopción de las parejas homosexuales en todo el país.

Las agrupaciones de la comunidad gay que presenciaron el fallo en la sesión pública en la Corte celebraron gritando:

Matrimonio y adopción para toda la nación.

El representante jurídico de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF, Jorge Antonio Becerra señaló al respecto de la adopción de homosexuales en 2016:

La adopción no solamente podemos ubicarla como un trámite jurídico, es un proyecto de vida y como tal es muy sensible, muy delicado poder asignar a un niño o niña. El sistema nacional DIF siempre estará velando porque estas asignaciones atiendan el interés superior de los niños, no podemos ser de otra manera, no podemos ser irresponsables, sea con personas del mismo sexo, de diferente sexo o solteras.

Argentina

En Argentina la ley posibilita la adopción de una sola persona sin importar su conducta sexual (si es heterosexual, homosexual o bisexual). Luego de la modificación del Código Civil el 15 de julio de 2010, autorizando el matrimonio homosexual, se les otorgó a los homosexuales el mismo derecho de adopción con iguales requisitos que para los matrimonios heterosexuales.

Entre algunos de los requisitos están: Ser mayor de 30 años, residir en el país por un tiempo mínimo de 5 años antes de solicitar la adopción, no tener relación con los adoptantes.

Sin embargo, la realidad parecería indicar que la situación real se aleja bastante de la ideal. En el Registro Único de Aspirantes hay, aproximadamente, 5.344 postulantes inscriptos esperando para adoptar, el 2% de los que son matrimonios o parejas igualitarias (38% mujeres y 62% hombres).

La directora del Instituto contra la Discriminación de la Ciudad de Buenos Aires, María Rachid atribuye esta proporción a un prejuicio interno:

Consideran que, si a una pareja heterosexual le cuesta tanto, a ellos se les suma el posible prejuicio de la Justicia. Entonces acuden a otras vías, como la subrogación de vientre.

Brasil

En Brasil en 2010 el Tribunal Superior de Justicia (STJ) aprobó que dos lesbianas adoptaran legalmente a dos niñas. Primero una de las mujeres había realizado el trámite de adopción y luego su pareja hizo la petición de figurar legalmente también como madre de las niñas. Este caso sentó un precedente importantísimo para futuras adopciones gay en el país. Aunque el fallo fue realizado teniendo en cuenta principalmente el bienestar de las niñas.

A partir del 14 de mayo de 2013, cuando se legalizó el matrimonio homosexual en todo Brasil, las parejas de homosexuales tienen los mismos derechos y obligaciones que cualquier pareja heterosexual, lo que incluye la adopción.

Colombia

Colombia aprobó la adopción igualitaria en noviembre de 2015. Hasta ese momento sólo se permitía si el niño era hijo biológico de alguno de los miembros de la pareja homosexual. Así se suma a los otros países latinoamericanos con esta legislación. Además, en este país, la comunidad gay ha realizado otras conquistas muy significativas: Afiliación a la sanidad, protección de los bienes de la pareja, derecho a pensión y herencia.

Marcela Sánchez, directora de la ONG Colombia Diversa, principal organización colombiana defensora de los derechos de la comunidad LGTB:

A partir de ahora la homosexualidad será irrelevante y todas las personas estarán en igualdad de condiciones cuando inicien un trámite de adopción.

La adopción homosexual en el resto del mundo

Holanda fue el primer país europeo en aprobar la adopción por parte de parejas del mismo sexo. En 2002 se legalizó en Gran Bretaña. A partir de 2003 en Suecia las parejas gays pudieron comenzar a adoptar niños suecos o extranjeros y las lesbianas a utilizar la inseminación artificial para poder tener hijos. En 2013 en Nueva Zelanda, Sudáfrica (2006), Bélgica, Canadá y algunos Estados de Estados Unidos (22 de 50 Estados) también permiten la adopción de homosexuales.

Sin votos aún