Todos los que tenemos más de una relación de pareja tarde o temprano compararemos, al menos algún detalle. Dicen que las comparaciones sí son odiosas, y podríamos agregar que también son nocivas, injustas y hasta dañinas. A continuación te daremos algunas razones de peso del porque no es buen a idea comparar tus relaciones.

1

Porque te enfocas en lo negativo

Lamentablemente casi siempre cuando hacemos comparaciones nos enfocamos en la parte negativa, lo que ha todas luces es bastante injusto. Es obvio que todas las personas no son iguales y todas tienen virtudes y defectos como tal, además de diversas personalidades. Es mejor abstenerse a hacer comparaciones y más aún si son enfocadas a las cosas negativas.

2

Porque puede poner en peligro tu relación

Dice el dicho popular que el que olvida no invoca. Hacer comparaciones de tu pareja con tu ex es un hábito que no es bien visto por tu pareja actual, así ella sea siempre la ganadora de esta “comparación”. Mejor no hacerlo que puede arruinar tu relación o puede ser el detonante de más de una pelea.

3

Porque pierdes tiempo

Las razones de hacer comparaciones son muchas, pero casi todas innecesarias, poco productivas y positivas. Vivir comparando a tu pareja con tu ex es una gran pérdida de tiempo, un acto inútil que sólo hará que dejes pasar lo bueno de tu relación actual. Recuerda que cada relación es distinta y siempre habrá cosas buenas y malas.

4

Porque demuestra que no superas a tu ex

Es evidente que mencionar constantemente a tu ex es señal de que no lo has olvidado. Comparar a tu ex constantemente con tu pareja actual es una clara señal que no superas tu relación anterior. Lo que puede dañar tu relación actual y herir a tu pareja.

5

Porque no te deja seguir

Comparar a tu ex con tu pareja evidencia que tienes algún problema, de que el pasado aún sigue afectándote y que te falta algo para “voltear la página”. Evitar hacerlo será más sencillo para poder seguir con tu vida y dejar tu pasado atrás.

Sin votos aún