¿Celos?

Los celos en una relación pueden ser hasta normales, pero muchas veces se escapan de las manos y se convierten en uno de los motivos de peso de una ruptura. Pero cómo saber realmente si uno es celoso o celosa, que debemos dejar de hacer para que nos dejen de calificar de celoso. ¿No lo sabe?, pues hemos realizado un pequeño pero interesante listado con las cosas que debe evitar para no parecer celoso. Ya está advertido...

1

Mirar su teléfono

El teléfono celular o smartphone se ha convertido en la manzana de la discordia en muchas relaciones de hoy. Revisar el teléfono de tu pareja mientras ella no te ve, es un acto de desconfianza e intromisión muy grave, un acto digno de un celos@ empedernido. Si realmente confías en tu pareja no debes hacerlo bajo ninguna circunstancia, hacerlo da pie a una gran pelea y sin duda te coloca en el pecho con letras muy grandes la palabra “celoso”.

2

Llamar constantemente

Otro hábito relacionado con la tecnología; hoy en día la conexión es total, no sólo a través de llamadas, también por las redes sociales y los chats de las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp. Esta bien llamar a tu pareja para saber cómo está o por algún tema puntual; pero si lo haces constantemente y sin una razón aparente, parecerá que estás controlando y desconfías.

3

Preguntar mucho

¿Dónde estuviste?, ¿a qué hora te fuiste?, ¿de dónde son esas amigas?, ¿cómo así lo conoces? etc. Esta clase de preguntas que más parecen un interrogatorio de la policía son realmente incómodas y son una clara señal de desconfianza y de celos obviamente. Sí confías no preguntes de más, seguro todo tiene una explicación lógica.

4

Ser inseguro

No es secreto que la inseguridad es un rasgo muy común en una persona celosa, además de un rasgo muy claro de poca comunicación. Estas “inseguridades” se deben conversar, inclusive si es necesario pedir ayuda profesional. Recuerda que la inseguridad te lleva a los celos y estos a una ruptura segura.

5

Pelear a causa de los celos

Este quizás sea el hábito más detestable de una persona celosa, las escenas de celos que se convierten en peleas. No está demás decir que esta clase de peleas negativas hacen bastante daño a una relación y es poco probable que lleguen a buen puerto y se cierren del todo, denotan desconfianza e inseguridad. Así que antes de iniciar una pelea por celos, piénsalo 2 veces si vale la pena y si la razón respalda tus argumentos y no los celos.

Sin votos aún