¿Antojos?

¿Quién no ha tenido un antojo y sucumbido? , Cuántas veces un antojo ha roto nuestra dieta y no lo pudimos contener. A continuación le brindaremos algunos trucos para matar el antojo o al menos intentarlo.

1

Empiece el día con avena

¿Avena?, sí, avena..., un reciente estudio realizado en la Universidad de Lund en Suecia, descubrió que las grasas saludables de la avena ayudan a la producción de las hormonas de la saciedad, logrando evitar a los antojos hasta por 7 horas. Es por eso que hoy en día muchos dietistas recomiendan empezar el día con un buen tazón de avena en el desayuno. Otro estudio descubrió que las personas que comen avena en el desayuno toman 31% menos calorías en el almuerzo.

2

Evite la tentación

Este probablemente sea el consejo más difícil de todos. Evitar la tentación es quizá el más eficaz método para evitar los antojos. Caminar por delante de la comida por el centro comercial es una invitación a caer en la tentación, o tener la refrigeradora llena de pastel o algún bocadillo favorito. Un estudio realizado por la Universidad McGill, encontró que la técnica más eficaz para controlar la ansiedad de comer, es romper los hábitos habituales.

3

Los videojuego te alejan de los alimentos

Aunque suene hasta gracioso, los videojuegos tienen el poder de alejar nuestra mente de los alimentos. Un reciente estudio publicado en la revista Appetite, explica que a través de un estudio, pudieron alejar a un grupo de personas la idea de comer con videojuegos. Así que antes de comer una partida de Candy Crush puede salvarlo del antojo.

4

Tóquese la cabeza por 30 segundos

Este método es más extraño aún, pero debe saber que un estudio realizado por los investigadores del Centro de Investigación de Nutrición y Obesidad de Nueva York, descubrió que tocarse con los dedos la frente por lo menos por 30 segundos, hace que se interrumpa el proceso de deseo y distrae nuestra mente de comer. Sólo queda probarlo...

5

Pensar en las consecuencias

Si vas por un antojo y piensas en cuánto aumentará tus caderas o tu abdomen quizás desistas. La Universidad de Brown realizó un estudio en donde a través de imágenes de resonancias magnética se veía el cerebro de las personas que asociaban ideas negativas al comer, como resultado dio que las regiones del cerebro relacionadas con la fuerza de voluntad responden más ante un antojo.

Su voto: Ninguno Average: 3 (1 vote)