Dolor y picazón

Se trata de la inflamación del glande que produce, generalmente, dolor y enrojecimiento del mismo y del prepucio. También pueden manifestarse lesiones como manchas blancas, ampollas, según cuál sea la causa. Es bastante común, afecta aproximadamente, entre el 10 y el 11% de las afecciones genitourinarias en los adultos y hasta el 3% de los niños.

Síntomas

Los síntomas suelen manifestarse de forma insidiosa y su intensidad varía dependiendo de la causa. Los mismos pueden incluir:

  • Picazón, irritación.
  • Dolor.
  • Rojez del glande o prepucio.
  • Úlceras, edema y secreciones fétidas en los casos en que el cuadro evolucione durante más de 7 días sin ser tratado.

Causas

  • Algunas enfermedades como por ejemplo artritis reactiva.
  • Candida albicans.
  • Virus del papiloma humano (VPH).
  • Diferentes tipos de bacterias.
  • Dermatitis de contacto producida por el uso de jabones muy fuertes, algunos preservativos que contienen sustancias que irritan la zona.
  • Psoriasis.
  • Liquen escleroso.
  • Pénfigo
  • Diabetes no controlada.
  • Infecciones.
  • Falta o mala higiene de la zona íntima. Por ejemplo, enjuagarse mal el pene al bañarse.
  • Síndrome de Stevens-Johnson.
  • Traumatismo.
  • Enfermedades de transmisión sexual.

Tratamiento

La correcta higiene de la zona íntima con agua sola o suero fisiológico evitando el uso de jabones que puedan irritar, es una de las medidas de tratamiento básicas.

Algunas opciones de tratamiento según la causa incluyen:

  • En caso que la causa de la balanitis sea alguna enfermedad de transmisión sexual, deberá tratarse la misma.
  • Balanitis candidiásica: El tratamiento incluye el uso de antifúngicos como el Cotrimazol o el Miconazol, en ambos miembros de la pareja si existen síntomas.
  • Balanitis por herpes: El tratamiento incluye en uso de medicamentos antiherpéticos. En caso que exista recurrencia o la balanitis por herpes sea grave, puede indicarse tratamiento prolongado durante un año.
  • Balanitis del liquen escleroso: Uso de corticoides tópicos hasta que la lesión desaparezca. En algunos casos se indica el tratamiento intermitente por un tiempo para la remisión de la balanitis. Dependiendo de la gravedad, en algunos casos se puede recurrir a la circuncisión u otro tipo de cirugía.
  • Balanitis alérgicas (causadas por agentes irritantes como jabones): Además de eliminar el uso del agente causante de la irritación, se pueden utilizar durante algún tiempo cremas o corticoides tópicos

Posibles complicaciones

Cuando los cuadros de balanitisse repiten, pueden tener como derivaciones cicatrices entre el glande y el prepucio, favoreciendo la fimosis. Si ésta es severa, puede obstruir el flujo de orina o causar disfunción eréctil, así como parafimosis.

Sin votos aún