Obesidad ligada a infertilidad del hombre

La obesidad es un grave problema de salud en el mundo entero. Si bien afecta mayoritariamente a las mujeres que a los hombres, estos también se ven perjudicados por los riesgos que conlleva el exceso de peso. La obesidad masculina se asocia con la enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2, pero asimismo con otras patologías relacionadas con la sexualidad masculina como la disfunción eréctil y la infertilidad.

La incidencia de la infertilidad masculina en la infertilidad de la pareja es de aproximadamente el 33%. Sin embargo, la relación entre la obesidad y ésta no ha sido abordada todavía con toda la profundidad que entienden algunos especialistas se necesitaría. El andrólogo Pablo Débola, miembro del centro de salud Fecunditas de Argentina, advirtió al respecto:

…los efectos negativos de la obesidad sobre la función reproductiva son menos evidentes que otras consecuencias del sobrepeso para la salud y por eso se estudiaron con menos frecuencia.

El sobrepeso y la obesidad afectan el funcionamiento hormonal y ello tiene una afectación en la maduración de los espermatozoides según él:

Los cambios hormonales se deben básicamente a un aumento de los estrógenos y la leptina, lo que induce una inhibición de las hormonas encargadas de estimular al testículo para producir espermatozoides y testosterona.

Estudios sobre obesidad e infertilidad masculina

Según un trabajo realizado por el Instituto Valenciano de Infertilidad titulado “Influencia de la Obesidad masculina sobre las tasas de gestación en ciclos de ovodonación” y presentado en el congreso de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), celebrado en mayo de 2010 en Valencia, los hombres obesos tienen menos cantidad de espermatozoides (9 millones menos) que los que tienen un peso normal.

Gabriel de la Fuente, uno de los autores del trabajo, explicó que si bien el mismo se establece una relación entre el índice de masa corporal superior a 30 (obesidad) y la mala calidad seminal, la tasa de embarazos logrados en el estudio, fueron parecidas en todos los grupos analizados. Sin embargo, consideró que las técnicas de reproducción asistida, sobre todo la fecundación in vitro, serían las responsables de la superación de la barrera de la baja calidad del semen.

El Dr. Ahmad Hammoud, de la Universidad de Utah en Salt Lake City, Estados Unidos, quien realizó junto con un grupo de investigadores un estudio que fue publicado en la revista “Fertility Sterility” señaló:

Hay una fuerte relación entre el sobrepeso y la obesidad y los parámetros de esperma alterados.

Para el estudio se reclutaron 390 hombres que consultaron por infertilidad junto a sus parejas. La edad promedio era de 32.8 años y del examen físico aportó que 24.1% tenían peso normal (IMC menor a 25), el 43.1% sobrepeso (IMC mayor a 25) y el 32.8% obesidad (IMC superior a 30).

Al realizar un análisis de los espermogramas, encontraron que cuanto mayor era el IMC, más alta era la incidencia de una baja concentración de esperma (menor a 20 millones por mililitro de semen). El bajo recuento de espermatozoides fue más alto cuando mayor era el IMC.

De acuerdo a un trabajo llamado “Efecto de la obesidad en la fertilidad masculina” publicado en la “Revista Iberoamericana de Ciencias” en julio de 2016, se indicó lo siguiente:

Muchos estudios reportan la relación entre la obesidad y su efecto negativo sobre las hormonas, como: proteína transportadora de esteroides, testosterona, estradiol e inhibina-B.

El efecto negativo de la obesidad sobre la condición hormonal, es ejemplificado también, a través de los estudios que reportan que el aumento en los niveles de estradiol puede tener un efecto directo en el ambiente testicular, alterando la espermatogénesis, reflejándose en una baja movilidad y concentración espermática.

Si bien se requiere mayor investigación sobre la relación entre obesidad masculina e infertilidad, existe consenso entre los expertos en que la pérdida de peso mejora los niveles de testosterona, reduce los de insulina y estrógenos y en consecuencia incrementa la cantidad y calidad del semen.

Sin votos aún