Orquitis

Inflamación de los testículos

Orquitis
drugs.com

Se trata de la inflamación de uno o ambos testículos, que puede ser causada por una infección bacteriana o virósica. El virus más común causante de la orquitis, es el de paperas. Frecuentemente se presenta en niños luego de pubertad. Se desarrolla en general entre 4 y 6 días después del inicio de las paperas.

Esta inflamación de los testículos, puede presentarse también conjuntamente con infecciones del epidídimo o de próstata.

Otra de las causas de Orquitis son las enfermedades de transmisión sexual, como se la clamidia o gonorrea. La tasa más elevada por esta causa, se da en hombres de entre 19 y 35 años.

Factores de riesgo para la Orquitis

  • Conductas sexuales de riesgo
  • Antecedentes de enfermedades de transmisión sexual
  • Múltiples parejas sexuales
  • Parejas sexuales con alguna enfermedad de transmisión sexual diagnosticada
  • Uso extendido de una sonda de Foley
  • Problemas congénitos de las vías urinarias
  • Cirugía genitourinaria
  • Ser mayor de 45 años
  • No haber sido vacunado contra paperas
  • Infecciones urinarias frecuentes

Síntomas

  • Secreciones del pene
  • Dolor inguinal
  • Dolor al orinar
  • Hinchazón y sensibilidad en el área inguinal afectada
  • Dolor testicular que se agrava al defecar
  • Sangre en el semen
  • Fiebre
  • Dolor al eyacular o durante las relaciones sexuales
  • Inflamación del escroto
  • Inflamación, sensibilidad y sensación de pesadez en el testículo

Tratamiento

El tratamiento puede incluir:

  • Antibióticos
  • Analgésicos
  • Antiinflamatorios
  • Reposo con el escroto elevado y compresas frías en el área afectada

Pronóstico

  • Si la Orquitis es de causa bacteriana y es diagnosticada y tratada a tiempo el pronóstico es favorable
  • En caso de que el testículo no retorne por completo a la normalidad tras el tratamiento, deberán hacerse pruebas para descartar el cáncer de testículo
  • La orquitis parotídica no tiene tratamiento y puede llegar a causar esterilidad

Complicaciones

  • Atrofia testicular
  • Infarto testicular (muerte del tejido testicular)
  • Absceso escrotal
  • Infertilidad
  • Epididimitis crónica
  • Fístula en la piel del escroto
  • Dolor agudo en los testículos o el escroto causado por la torsión de los vasos sanguíneos de los testículos. Esta es una situación de emergencia que requiere cirugía