Mitos del sexo
Foto cortesía de pedrosimoes7

Tal vez porque en la antigüedad supo ser un tema tabú, es que hoy se habla de sexo a más no poder, hay programas de televisión, de radio, revistas, libros, productos e incluso instrucciones para amar; todos desean saber como hacerlo mejor, como alcanzar el placer, o experimentar un nuevo estado.
Sin embargo, sigue habiendo ideas equivocadas acerca del sexo, hipótesis que apuntan a un desenlace que no es cierto en la realidad, temores infundados, pensamientos que se arrastran a lo largo de la vida que nada tienen de ciertos.
Veamos algunos de los más famosos mitos del sexo y descubramos su verdad:

  • La eyaculación precoz es una anormalidad
  • Son pocos los hombres que admiten esta situación, pero muchos los que la padecen. Según estudios al respecto, la eyaculación precoz se asocia al estado ansiedad de un hombre, lo cual puede revertirse con tratamiento psicológico, variando ciertos movimientos, y modificando algunos pensamientos. El sexo es como un ejercicio, que puede ser aprendido y mejorado con el paso del tiempo, mucha práctica y voluntad.

  • El hombre sólo piensa en sexo
  • Es una idea generalizada que los hombres sólo piensan en sexo y las mujeres, sólo en matrimonio e hijos. Tanto hombres como mujeres disfrutan del sexo y pueden pensar en ello de manera más o menos frecuente, lo cual no depende del género sino de cada persona, de su historia, experiencia y costumbres.

  • Una ducha fría disminuye la líbido
  • Es común decir a alguien a modo jocoso: “Ve a darte una ducha fría”, simbolizando la idea de que el agua fría es capaz de calmar un estado de excitación de cualquier origen, sin embargo, diversos estudios científicos confirman que es al revés: Una ducha fría suele incrementar los niveles hormonales tanto en hombres como en mujeres.

  • El poder de una mirada de amor
  • La mirada ocupa un espacio importantísimo en el mundo del amor: Sirve para conquistar, para denotar deseo y atención, para atraer a un distraído, más allá de esto, los estudios del caso afirman que la mirada en algunas ocasiones promueve amor y atracción, y en otras, genera desconfianza, violencia o rechazo. ¡A tener cuidado en la forma en que miramos a los otros!

  • Las personas casadas tienen poco sexo
  • Otra de las ideas equivocadas acerca del sexo (de hecho constituye una de las muchas razones por la que algunos aducen no casarse), es que las personas casadas tienen menos sexo que las solteras. Esto no es así, incluso si lo pensamos detenidamente, podemos notar que tiene más chance de tener sexo una persona que duerme con su pareja todos los días, que aquella que duerme con alguien de manera circunstancial.
    La calidad del sexo y la magnitud del deseo, son temas diferentes, que dan para un extenso debate.

  • La raza influye en el desempeño sexual
  • Ciertas mujeres suelen pensar que sólo un hombre de raza negra, alto y de buen estado físico, puede brindar un sexo sin igual. Pues nada tiene que ver la raza de un hombre con su físico y capacidad a la hora del amor. Se trata de un tema que sólo la genética puede explicar, aunque el hecho de que un hombre sea más dotado que otro, no necesariamente significa que tenga mayor capacidad para hacer disfrutar a una mujer.

Conclusión

El sexo es uno de los temas más amplios y atractivos para la humanidad, su buena práctica define gran parte lo que somos, pensamos y sentimos; no debe haber vergüenza en preguntar o en reconocer que no lo sabemos todo, siempre se puede aprender algo más y utilizar dicha información para mejorar un interesante aspecto de nuestra vida.

Sin votos aún