Foto de Patricia Carambula

Consejos para tener una mente sana

Optimismo, vínculos afectivos, proyectos, actividad física, etc.
Salud mental

El cuerpo y la mente son un todo que se retroalimenta y equilibra, para tener una mente sana es importante que el cuerpo también y viceversa.

1

Descubrir lo que no funciona y desecharlo

Detenerse a reflexionar sobre aquellos comportamientos y actitudes que se tienen habitualmente y no funciona. El tomar conciencia de lo que no va, sirve para cambiar y modificar comportamientos. Al principio cada vez que uno va a ir por el lado equivocado una especie de alarma interior indicará que se está por caer en un comportamiento que no funciona, peor con el tiempo se irá modificando hasta erradicarlo por completo.

2

Nutrir la mente

Ejercitar y nutrir permanentemente la mente sirve para mantenerla activa, sana y trabajando todo el tiempo. Para hacerlo es importante la lectura, la cultura (cine, teatro, arte, etc.), todo aquello que sea útil para hacer trabajar la mente diariamente. También nutrirla a través de la alimentación, consumiendo alimentos que vigorizan el cerebro como ser vegetales de hoja verde, pescado (fuente de omega 3), semillas, entre otros que son importantes fuentes de antioxidantes.

3

Hacer ejercicio físico

La actividad física no sólo es buena para tener un cuerpo sano sino también para mantener una mente sana. El realizar deporte relaja, libera tensiones y despeja la mente. Es una muy buena terapia.

4

Practicar meditación

La meditación ayuda a manejar el estrés y a afrontar las cosas con una actitud madura y serena.

5

Mantener vínculos afectivos

Los vínculos afectivos y las relaciones sociales son fundamentales para mantener la mente sana. Mantener buen contacto con familia y amigos, conversar, reír con ellos es realmente muy importante para evitar caer en la soledad y la depresión.

6

Ser optimista

El optimismo es fundamental para enfrentar de manera más feliz la vida. No se trata de ser una persona irrealista que vive en una nube, sino de no siempre ver el vaso medio vacío y poder empezar a verlo medio lleno. Es una cuestión de actitud, al afrontar las cosas con una mente más positiva, se ve mejor la solución a los problemas que cuando se está negativo, pesimista, con la cabeza nublada y confusa.

7

Tener proyectos

Los proyectos son un gran motor para levantarse día a día y seguir adelante. No es necesario que sean grandes empresas, puede tratarse de pequeños proyectos personales, metas que uno se fija y por las que trabaja a diario, por ejemplo adelgazar, dejar de fumar, etc.

8

Buscar ayuda cuando es preciso

La ansiedad y la depresión son problemas de salud mental que requieren de ayuda profesional. No hay que resistirse a aceptar que se tiene uno de estos problemas y rehusarse a recibir ayuda, ya que el tratamiento realmente puede hacer la diferencia entre una vida miserable y una digna.

Su voto: Ninguno Promedio: 4 (6 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.