Los Simpsons
Foto cortesía de desktopexchange

Existe una familia en la televisión estadounidense que ha trascendido casi todas las fronteras de la orbe, esa familia es nada menos que Los Simpsons, serie televisiva del horario estelar (Prime Time) de Estados Unidos. Hablar de Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie, sería redundar, dado que su fama y humor, alncanzan la popularidad mundial. Hace unos años pasó algo que parecía imposible, salió al aire otra serie del mismo corte, que igualó en popularidad a la familia amarilla, se trata de Padre de Familia (Family Guy), la historia de la familia Griffin, algo más ácida y adepta al humor más negro.

Los Simpsons

La irreverencia y descuido de Homero, lo hacen un personaje adorable, sus debilidades y vicios, que siempre parecieran ser más importantes que su familia, lo hacen también querido, tal vez por su honestidad brutal. Marge es el prototipo de mujer abnegada que puede anteponer su familia ante todo. Bart, es el niño travieso que todos tenemos dentro, sus travesuras y ocurrencias hacen de la serie una delicia. Lisa es la niña inteligente, la contraparte de Bart, quien además de brillante es conservadora, toda una niña soñadora y con convicciones políticas y sociales; algunos encuentran un parecido entre Lisa y Mafalda de Quino. De Maggie no se puede hablar mucho, aunque asoma una niñita inteligente que a pesar de no hablar, puede sorprender a todos salvando la vida de homero en un dúa cualquier.

La serie se enriquece aún más con los personajes “secundarios”, entre los más divertidos encontramos al director Seymour Skinner; Krusty el payaso; el abuelo Abraham Simpson; Ned Flanders el vecino religioso; y Milhouse, el mejor amigo de Bart. Todo se desarrolla en Springfield, una ciudad ubicada en Estados Unidos. El humor de Los Simpsons es inconfundible, irónico, desfachatado, y extremo; sus personajes ya son de todos.

Padre de Familia

Los Griffin viven en localidad de Quahog, y su familia está conformada por Peter, un hombre descuidado y sin escrúpulos, sus divertidas ocurrencias terminan implicando a la familia entera, el amor por su esposa es indudable al igual que sus grandes debilidades. Lois, esposa, madre y ama de casa, quien apaga los incendios de Peter, pone la cuota de equilibrio en la familia, y lleva el timón de la casa. Chris es el hijo mayor, un muchacho con problemas de peso y tímido pero de buen corazón, su inocencia lo suele meter en problemas. Meg es la hija adolescente llena de problemas y dilemas. El tercer y más divertido hijo es Stewie, quien tiene un acento especial, es toda una mente diabólica, cuya ambigüedad sexual y egoísmo, agregan más diversión a la trama. A la familia la completa Brian, un perro que puede hablar, quizá el más inteligente del clan, vive secretamente enamorado de Lois.

En esta serie también existen personajes secundarios, aunque su mayor fuerte es el humor sarcástico con matices sexuales. Los personajes son más libertinos y protagonizan temas de política, drogas y sexo, más abiertamente que Los Simpsons. Tal vez por esto pudieron disfrutar de un interesante éxito, al lado de una excelente comedia como Los Simpsons, que lleva 20 años en pantalla.

Sin votos aún