Memorizar
Memorizar

Los recuerdos fallidos son más habituales en personas que tienen un menor pliegue estructural en la parte frontal del cerebro. La capacidad de recordar detalles o de distinguir los eventos reales de los imaginarios dependen de la variación estructural del cerebro que tiene cada persona.

Una Imagen de Resonancia Magnética (IRM) analizó a 53 adultos para verificar el funcionamiento de su memoria, allí se descubrió que aquellas personas que tenían un surco paracingular (SPC) menor carecían de la capacidad de memoria que sí tenían los demás.

La mitad de la población mundial presenta variaciones del SPC, y eso se debe a que éste es uno de los últimos pliegues estructurales y se desarrolla luego del nacimiento. Este descubrimiento está patente en la edición del 5 de octubre de la revista Journal of Neuroscience.

La variación en el funcionamiento de la memoria, de todas estas personas sanas, fue sorprendente, por lo que llamó la atención de los especialistas el ver tanta disimilitud entre hombres sanos y sin dificultades cognitivas. El líder de la investigación, Dr. Jon Simons, declaró que es increíble la diferencia que se observa en la memoria de todas estas personas según el pliegue cerebral que tengan.

Parte de la importancia de este estudio está en que se pueden anotar diferencias importantes en quienes sufren esquizofrenia, pues de alguna forma explicaría el porqué dichos individuos escuchan voces y alucinan. La diferencia entre la información real y la ficticia no puede hacerse y la explicación estaría en el pliegue cerebral.

Los estudios del SPC en personas esquizofrénicas han demostrado que la reducción de éste es pronunciada y que afecta de alguna manera capacidades de aprendizaje y otras áreas contiguas que terminan por modificar la forma en que se desenvuelve la persona.
BM

Su voto: Ninguno Average: 1.8 (4 votes)