Hombres canosos

Qué son las canas? La canicie (denominación académica), o el cabello canoso, es la pérdida irreversible y progresiva del color del pelo como consecuencia de un proceso fisiológico que determina la falta de melanina a causa de la disfuncionalidad de la célula que la origina, por lo cual éste pierde su pigmentación natural y se va poniendo blanco.

Este proceso de decoloración va pasando por varias etapas que producen la pérdida paulatina y alternada del color. Las causas de esto son múltiples, entre ellas se encuentran:

  • El envejecimiento natural
  • Los factores genéticos que provocan, por ejemplo, la canicie prematura
  • Determinadas enfermedades; el estrés; alteraciones hormonales; carencia de vitamina B1 y B2, hierro, cobre, cinc, yodo
  • Mala alimentación
  • Consumo de tabaco (la prevalencia es de cuatro veces más de canicie prematura entre los fumadores)

Tanto hombres como mujeres sufren del problema de la canicie pero parece que a los hombres les afecta más, psicológicamente hablando. Esto, debido a que por lo general ellas están acostumbradas a las tinturas para cabello, incluso sin tener canas, pero los hombres sienten cierto tipo de rechazo a este tipo de tratamientos de coloración. Han aparecido en el mercado 2 productos que son diferentes a la mezcla común de base y color, las píldoras para las canas y las soluciones oscurecedoras graduales que, básicamente tienen un mismo mecanismo pero diferente presentación.

La causa más común por la cual aparecen las canas en el cabello es el natural paso del tiempo, es decir el envejecimiento inevitable (de acuerdo al código genético almacenado en el ADN) al que todos los seres humanos están expuestos, que determina que aproximadamente a los 40 años y de allí en adelante, el cabello vaya quedando primero gris y posteriormente blanco. Pero existen algunas personas jóvenes (entre los 20 y 30 años de edad) que a consecuencia de factores genéticos hereditarios, padecen de canicie prematura.

También hay casos de personas que al pasar por alguna situación adversa, su cabello sufre las consecuencias llenándose de canas precozmente. El aspecto exterior es el reflejo más claro y, muchas veces, cruel del interior. Por ello, en reiteradas ocasiones cuando se pasa por situaciones límite que producen muchísimo estrés, se envejece más rápidamente. Esto se manifiesta en el aspecto físico, en la piel y también en el pelo, que ante determinadas circunstancias desfavorables, sufre alteraciones negativas y se torna más débil, fino, perdiendo su brillo, su suavidad y posteriormente cayéndose.

La anemia, la diabetes, el hipertiroidismo o algunos procedimientos clínicos muy invasivos hacen proliferar las canas con más facilidad. En estos casos hay medicación que puede parar el avance de la canicie pero no eliminar la que ya está presente.

Los folículos capilares funcionan independientemente, por ello las primeras canas aparecen aisladamente unas de otras. Inclusive cuando existen mechones de pelo blanco (poliosis: canicie prematura localizada), si se mira detenidamente se verá que están separadas por infinidad de cabello sin canas. Las primeras zonas de la cabeza en cubrirse con canas son las sienes, luego la parte de atrás y finalmente toda ella; posteriormente y a medida que avanza el tiempo, se explayan hacia las otras partes del cuerpo donde hay pelo (barba, bigote, cejas, axilas, pecho, brazos e incluso áreas genitales).

Existen diferencias sustanciales en la edad en la que comienzan a aparecer las primeras canas de una raza a otra. Es así que los hombres blancos suelen tenerlas más temprano que los que poseen rasgos orientales y más aún que los de raza negra, a quienes les empiezan a aparecer a edades muy avanzadas.

Su voto: Ninguno Average: 5 (2 votes)