Hermosos y peligrosos
Dingo - Ornitorrinco

La naturaleza se ha tomado muy en serio frases como “las apariencias engañan” o “nada es lo que parece” y para demostrarlo, ha colocado sobre la tierra especies animales cuya apariencia nos inspira ternura con tan solo mirarlas, lo que nos impulsaría a abrazarlas imprudentemente sin tomar en cuenta el riesgo para la salud y la vida que implicaría tal muestra de afecto.

Solemos espantarnos con animales como las arañas, serpientes, reptiles y murciélagos, cuyas apariencias delatan su peligrosidad y provocan repulsión. Pero más peligrosos que estos últimos, son aquellos animales que esconden su peligrosidad bajo una apariencia tierna y hermosa que más que repulsión, provoca atracción. Una atracción que podría resultar fatal.

Estos son algunos de esos animales que por más hermosos y tiernos que luzcan, deberías evitar abrazar.

1 Ornitorrinco

Este animal de apariencia inofensiva y delicada es, en realidad, venenoso. El macho de esta especie tiene la capacidad de producir en su tobillo un veneno lo suficientemente poderoso como para matar animales del tamaño de un perro. Si bien esta sustancia no es letal para el ser humano, el dolor que produce es tan intenso y potente que la víctima podría quedar incapacitada.

2 Dingo

El dingo es un perro salvaje de Australia, son una subespecie de zorro gris que son muy parecidos a los perros, aunque no son los mejores amigos del hombre, por el contrario, son bastante peligrosos para él. Los dingos son depredadores inteligentes e inquisitivos que se trasladan en manadas de tres y doce miembros, en las que se mantiene la jerarquía entre ellos por medio de la agresividad. No es recomendable acercarse a ellos y menos acariciarlos, pueden parecerse a un perro, pero no lo son.

3 Rana punta de flecha

Esta rana es tan letal como lo indica su nombre. La más poderosa de la especie tiene el nombre de “Rana Dorada Venenosa” y tiene suficiente veneno como para matar entre diez y veinte hombres. Lo que hace más peligrosas a estas criaturas es que no necesitan activar algún mecanismo para expulsar su veneno, sino que lo secretan directamente a través de su piel, de tal manera que, con solo tocarlas, uno ya está expuesto al peligro.

4 Pez globo

Su apariencia es la de un pez divertido gracias a su habilidad para hincharse, pero en realidad es la segunda criatura más venenosa del planeta después de la Rana Dorada Venenosa. La neurotoxina de estos peces se encuentra almacenada en sus gónadas e hígado y es bastante tóxica si se la ingiere debido a que bloquea algunas sustancias que son necesarias para la motricidad corporal. La mordedura o el simple contacto con este pez ocasionará que expulse su veneno.

5 Pulpo de anillos azules

Tiene un tamaño entre 12 a 20 cm, pero a la vez contiene un poderos veneno capaz de matar a un ser humano. Estos pequeños pulpos habitan las regiones costeras que van desde Australia hasta Japón. Sus toxinas son similares a las del pez globo y las ranas punta de flecha. Su veneno tiene una toxicidad 1.200 veces más alta que el cianuro. Hasta el día de hoy no se conoce un antídoto contra su veneno, lo que la convierte en la criatura marina más mortífera del mundo.