Branding online - Una nueva manera de posicionar tu marca

La constante lucha por convertir una marca en un símbolo digno de ser recordado, y que al mismo tiempo identifique a un segmento determinado de la población, no ha terminado, sino que muy por el contrario encuentra una nueva dimensión en el branding online.

Actualmente distintas marcas se debaten por campañas que permitan una mejor rentabilidad de acuerdo a lo que se ha invertido en anuncios y otras acciones de tipo publicitario, pero hay quienes no entran en ese juego superficial y van un paso más allá, marcas que no desean un mayor ingreso simplemente, sino más bien ser recordados por los usuarios, ser capaz de evocar sentimientos y hasta de entregar un “status” a sus fieles seguidores. El Branding online ha comenzado a ser muy bien explotado por algunos expertos que dan un giro en 180º respecto de las políticas convencionales en marketing.

Una de las grandes ventajas que entrega a una determinada compañía el potenciar su campaña de branding online, es el destacarse por sobre la competencia, ya que para una misma necesidad sabemos hay innumerables soluciones, pero ¿Qué lo diferencia de nuestra propuesta? la mayoría de las veces nada… a excepción de la marca. ¿Cómo se puede conjugar una buena política de branding online en la actualidad? con el uso combinado de Medios Sociales, los cuales entregan una ventana a las empresas para ponerse en contacto directamente con el público y así intervenir en su proceso de elección de lo que quiere y no quiere comprar o tener.

Interactuar con los usuarios directamente en los medios sociales, por cierto que no es tan sencillo, razón por la cual se debe primero trabajar en intensas campañas que estructuren un impacto positivo en la audiencia, que permita relacionar a la marca con sentimientos agradables, con la satisfacción de una o varias necesidades y la obtención de un status determinado, pues sólo así el público estará dispuesto a entablar el diálogo.

Las nuevas iniciativas de branding online tienen por objetivo valerse de los patrones de usuarios que pueden identificarse hoy más fácilmente por la gran interacción de éstos en la red, de manera que sepan a qué mercado objetivo apuntan, cómo tienen que mostrarse para un producto determinado con unos, y cómo deben hacerlo con otros –además de saber qué es lo que prefiere cada grupo de mercado identificado-. Aumentar la visibilidad de la marca en Internet es el primer paso, pero no el último pues se requiere también del impacto para lograr permanecer en la retina del potencial cliente.

Identificar una marca con “valores”, “sentimientos” y “status” forma parte de la nueva estrategia, una que ataca por todos los frentes y comienza a entrometerse con mucha fuerza en las redes sociales, donde interactúa directamente con su público objetivo y obtiene toda la información que necesita para perfilar sus productos de forma individual y a gran escala como lo sería una línea completa.

Sin votos aún