Según las encuestas de Econsultancy y Rubicom Project, el 63% de los encargados de publicidad de un sitio ponderan el éxito o fracaso de una determinada campaña de acuerdo a los resultados del CPM, sin embargo, hay una tendencia que va en aumento y considera al “Costo por Clic” (CPC) como una manera más certera de evaluar una campaña.

El informe presentado por Eyeblaster respecto de los resultados de esta encuesta demuestran que la posibilidad de continuar presentando contenidos diversos en sitios online se ve en riesgo si se prefieren estrategias de medición tipo CPC, al igual que pasa con la tarificación de la publicidad, pues son muchos los factores que inciden para persuadir a un usuario de hacer clic en un aviso publicitario, no basta con solo hacerlo aparecer en pantalla.

De acuerdo al informe, este modelo de tarificación solo es conveniente para buscadores, ya que la cantidad de tráfico que tienen es tan grande que no hay problema en evaluarlo de esta forma, sin embargo, son muy pocos los sitios que generan millones de visitas diarias, por lo que no es una buena idea pensar que por la cantidad de clics que se hagan una campaña puede ser un éxito o un fracaso. Otra de las interrogantes es pensar si realmente el clic puede medir la efectividad de una publicidad en línea, pues muchas veces la venta se finaliza en tiendas físicas y nunca hubo un clic de por medio entonces ¿Qué pasa en esos casos? El consejo está en valorar más la retención de las visitas que los clics.

Otro de los riesgos que acarrea el pensar en una tarificación publicitaria basada en CPC está en que bajará el crecimiento publicitario y con ello muchos editores quebrarán, lo que aumentará el precio de la publicidad y ello generaría una baja en el nivel de inversión que hasta el momento ha ido en aumento.

Puntaje: 
Sin votos aún