El pasado sábado 19 de mayo a las 12 en punto del mediodía, se llevó a cabo en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, la boda real entre el Príncipe Harry y Meghan Markle. La novia lució un bellísimo traje de la firma de alta costura francesa Givenchy, diseñado por la directora artística británica Clare Waight Keller. El traje con escote barco, mangas largas y efecto mate, se completaba con un velo de 5 metros de largo de seda de organza con reborde bordado en encaje y 53 diferentes flores que representan los países parte de la “Commonweatlth”; una tiara de diamantes, perteneciente a la reina Isabel II, además de pendientes y brazalete de Cartier.

Las innumerables referencias a Lady Di

Cuando el príncipe pidió matrimonio a Meghan y le entregó un anillo de compromiso con unas piedras de diamantes, de los cuales dos habían sido de la colección de joyas de Diana, habló sobre la ausencia de su madre.

Es en días como hoy cuando extraño que esté cerca y extraño compartir con ella las buenas noticias

Príncipe Harry

El anillo de aguamarina de Diana

Meghan lució un anillo de aguamarina con diamantes que el príncipe Harry le dio y que había sido de la princesa Diana de Gales. En el segundo cambio de la actriz, en el cual lució un vestido blanco sin mangas de la diseñadora Stella McCartney, incorporó esta joya a su look y sorprendió a todos aquellos que lograron advertir el detalle.

Lugar vacío en la primera fila de invitados

Como homenaje a su madre y símbolo de su ausencia física, Harry solicitó que se dejara un lugar vacío en la primera fila de invitados al lado de su padre el príncipe Carlos.

Ramo de novia con las flores preferidas de Diana

En el ramo de novia había algunas flores llamadas No me olvides, que eran las preferidas de la princesa Diana y fueron tomadas de uno de los jardines del Palacio de Kensington, donde Harry creció.

Boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry, foto familiar

La decoración floral de la iglesia con las flores preferidas de Diana y Meghan

La decoración de la capilla San Jorge, a cargo de la prestigiosa decoradora Philippa Craddock, también fue un guiño a Lady Di. Las flores elegidas fueron las rosas blancas y No me olvides, favoritas de la princesa del pueblo, y peonías blancas, las preferidas de Meghan.

El himno “Guide Me, O Thou Great Redeemer”

Este himno escrito por John Hughes, fue elegido por los novios para sonar durante la ceremonia como acto simbólico, ya que fue el que se cantó en el funeral de Diana en 1997. El príncipe Harry se vio visiblemente emocionado mientras se escuchaba el tema musical en el castillo de Windsor.

El largo del velo

El velo de 5 metros de largo, se especula que también fue una especie de homenaje al que lució Diana cuando se casó con Carlos en 1981, el cual tenía 7 metros de largo y había sido creado por la firma de diseñadores David y Elizabeth Emanuel.

Boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry, foto oficial pareja

La omisión de la palabra “obedecerte” en los votos matrimoniales

A la hora de decir sus votos matrimoniales en la ceremonia de Lady Di y el Príncipe Carlos en 1981, Diana eliminó la palabra “obedeceré” de los mismos cuando hacía referencia a los deberes como esposa. Kate siguió los pasos de su desaparecida suegra en 2011, y Meghan, en un gesto de homenaje, pero también de reivindicación feminista, también eliminó este mandato de sus votos. La flamante novia se limitó a decir la frase: “Prometo amarte y apreciarte”, dejando fuera “obedecerte” (la frase completa es: “Prometo amarte, apreciarte y obedecerte”).

Presencia de la familia de Diana en la ceremonia

Los tres hermanos de la princesa estuvieron presentes: sus hermanas Lady Jane Fellowes, Lady Sarah McCorquodale y su hermano, el conde Charles Spencer. Lady Jane Fellowes, al igual que en el funeral de la princesa Diana, fue la encargada de leer un poema de Henry van Dyke en la ceremonia real, dando lectura al fragmento del “Cantar de los Cantares de Salomón", que dice:

“Levántate, mi amor, mi bella persona, y vete; porque ahora el invierno ha pasado, la lluvia ha terminado y se ha ido”. O “Ponme como un sello en tu corazón, como un sello en tu brazo; porque el amor es tan fuerte como la muerte”.

Emotivo sermón del obispo estadounidense Michael Curry haciendo referencia al poder del amor

El obispo enunció un sentido discurso en el que citó al líder negro defensor de los derechos civiles Martin Luther King y, de alguna manera, trajo al tapete una de las luchas de Diana por los niños pobres del mundo y víctimas de los conflictos bélicos:

Si los gobiernos se guiarán por el amor, ningún niño se iría a la cama hambriento nunca más.

El doctor King tenía razón; debemos descubrir el amor, el poder redentor del amor. Cuando lo hagamos, haremos de este viejo mundo un mundo nuevo. El amor es el único camino.

Hay poder en el amor. No lo subestimen. Ni siquiera te sientas excesivamente sentimental. Hay poder, poder en el amor. Si no me creen, piensen en la primera vez que se enamoraron.

Hablo sobre algo de poder. Poder real. Poder para cambiar el mundo.

La presencia de Elton John, amigo fiel de Diana

El músico británico fue uno de los mejores amigos de Diana y no podía estar ausente en semejante evento. Fue encargado de amenizar musicalmente la fiesta. El cantante entonó “Candle in the Wind” (“Una vela en el viento”) en el funeral de Diana en 1997, y en la boda real emocionó a los novios al interpretar “Circle of Life” (“Círculo de la vida”).

Gestos feministas de Meghan

Markle es una activista feminista que colabora con todo tipo de causas, debido a su popularidad como actriz. Al igual que lo hacía Diana, utiliza su fama y prestigio para luchar por aquello en lo que cree fervientemente. Es así que sacando provecho de la ausencia de su padre Thomas a su boda, Meghan eligió saltarse el protocolo de entrar a la capilla acompañada, como le sugirieron que lo haga del brazo del príncipe Carlos, y lo hizo sola un buen tramo del trayecto. A esto se sumó que no fue su suegro quien la entregó, sino que él quedó detrás y ella avanzó sola hacia Harry. Estos guiños han demostrado así su clara postura y marcan un antes y después, ya que es la primera vez que un miembro de la realeza británica tiene un gesto semejante.

Boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry, foto oficial pareja

Sin votos aún