Ante la posibilidad de que llueva durante la esperada Boda Real de Inglaterra, como han advertido metereólogos ingleses, los organizadores de la ceremonia han previsto el uso del denominado carruaje de cristal en lugar de la carroza descapotable para el paseo nupcial.

Si llueve, el príncipe Guillermo y Kate Middleton dejarán la Abadía de Westminster en el denominado carruaje de cristal o "Glass coach", en lugar de la carroza descapotable State Landau que data de 1902.

De acuerdo a los pronósticos de los meteorólogos podría llover el 29 de abril y las lluvias podrían afectar la boda entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton, por lo que se están tomando todas las previsiones a fin de que la ceremonia luzca impecable y los novios disfruten tanto como el pueblo.

Precisan las agencias que aunque gran parte del Reino Unido disfrutó del sol durante los días de Semana Santa, los meteorólogos señalaron que existe la posibilidad de que el clima cambie y que para la fecha se precipiten fuertes lluvias.

Indicaron que especialmente en el lugar donde nació la futura princesa en Bucklebury, Berkshire, y en el mismo centro londinense podría llover.

-Andina

Puntaje: 
Sin votos aún