Eclipse
Póster del film
Foto cortesía de Eclipse pictures

Ya se estrenó la tan esperada tercera parte de la famosa saga Crepúsculo, esta vez dirigida por David Slade, reconocido director de videos musicales. La cinta otra vez cuenta con las actuaciones de Kristen Stewart como Bella Swan, Robert Pattinson como el pálido vampiro Edward Cullen, y el cada vez más fornido Taylor Lautner como Jacob Black; este trío conforma un triángulo amoroso que en esta entrega cobra más fuerza, también los acompaña Dakota Fanning como la vampiresa Jane, parte del clan de los Volturi, quien tiene más participación en la película, además de Peter Facinelli como Carlisle Cullen, padre de Edward, y Ashley Greene como Alice Cullen, hermana de Edward y ahora amiga íntima de Bella.

La película se centra en el gran dilema de convertir a Bella en vampiro, Edward se niega a hacerlo a pesar de que esta decisión pueda afectar el futuro de los dos y de los suyos. Esta vez el escenario se torna más misterioso además de peligroso, una ola de misteriosas muertes suceden, y todo apunta a un un grupo de vampiros rebeldes como culpables.

La disputa por el amor de Bella será otra vez uno de los temas de fondo de la película, Edward y Jacob tendrán que unir su fuerzas no solo para la supervivencia de su amada, sino para la de todos sus seres queridos, ya que una inminente guerra se acerca. Esta vez, Bella deberá elegir.

Stephenie Meyer, autora de la exitosa saga interviene en el guión, pero para los miles de fanáticos que siguen la saga y han leído el libro, esta vez la película dista mucho de la idea original del libro.

Como en las entregas anteriores, los efectos especiales y la calidad visual de la cinta juegan un papel fundamental, la historia no deja de ser interesante a pesar que dista mucho de la obra literaria, y podemos decir que este film mejora a su antecesor con creces.

Las actuaciones sostienen muy bien la trama, son muy parejas, sin ningún nombre que se destaque.

Los efectos especiales son quizás el elemento principal de la cinta, es una película entretenida que logra su principal objetivo, quizá algunos fanáticos del libro no terminen contentos, pero deben saber que el cine se toma algunas licencias que terminan variando la idea original. En síntesis, se trata de una buena película de ficción que dejará a más de uno en suspenso con muchas ganas de ver la próxima.

Sin votos aún