Philip Seymour Hoffman

Otra vez Hollywood se vuelve a teñir de rojo con la prematura muerte de uno de sus más talentosos representantes. El genial actor Philip Seymour Hoffman fue encontrado muerto esta semana en el baño de su departamento en West Village de Nueva York, la causa de su muerte, el abuso de heroína.

Philip Seymour Hoffman tenía 46 años y seguramente sus mejores actuaciones estaban por venir, había ganado un premio Oscar como mejor actor por interpretar al escritor Truman Capote en la cinta “Capote”; hace poco lo vimos integrar el elenco de la taquillera saga de “Los juegos del hambre”. Su talento era indudable, pero su adicción a las drogas también era conocida, más de una vez pisó un centro de rehabilitación, con poco o ningún éxito. El cuerpo de Philip Seymour Hoffman fue hallado junto a una jeringa con heroína, en su casa se encontraron 20 jeringas más usadas y 50 dosis de heroína. Un triste final para alguien tan talentoso y con mucho futuro en el cine.

Pero lamentablemente no es la primera vez que la adicción a las drogas llevó a una estrella de Hollywood a un trágico final y una muerte prematura. Podemos empezar nuestro “triste listado de estrellas apagadas y consumidas por las drogas” con la bella actriz Marilyn Monroe, quien fue hallada muerta en su departamento de Los Ángeles (5 de agosto de 1962), una sobredosis de barbitúricos fue la razón para que la bomba sexy de Hollywood nos dejará a los 36 años.

River Phoenix, hermano del hoy famoso Joaquín Phoenix, tenía tan solo 23 años de edad cuando una cóctel de cocaína y heroína lo hizo convulsionar por algunos minutos en una discoteca de Los Ángeles, tras intentos de su hermano y un amigo de volverlo en sí, cuando llegaron los paramédicos era muy tarde. (31 de octubre 1993). River Phoenix había sido nominado al Oscar por su papel en “Running on Empty”, su proyección era inmensa.

Heath Ledger, estaba en la mejor parte de su carrera, pero un abuso de barbitúricos (pastillas para dormir) evitaron que su carrera siguiera, era el 22 de enero de 2008 y tenía tan solo 28 años. El año pasado, la estrella de la serie Glee, Cory Monteith pagó el precio más alto por su ya conocida adicción a las drogas, un cóctel de sustancias lo llevó a la muerte . En el 2012, el hijo de Sylvester Stallone, Sage Stallone, murió de ateroesclerosis, la que provocó un paro cardiaco y lo llevó a la muerte, la causa: una sobredosis de pastillas.

Fue la droga speedball, una mezcla de cocaína y heroína que se inyecta, fue la que se llevó al comediante John Belushi a los 33 años a principios de la década de los 80. En el 2008, el actor Brad Renfro, famoso por su papel en la película “El cliente”, murió por una sobredosis de heroína y morfina.

Al parecer la fama y las drogas son muchas veces endemoniados aliados y Hollywood es una de sus morada favoritas. Lo más probable es que esta lista siga creciendo.

Sin votos aún