Muertos de Hollywood
El cadaver enterrado en el patio

En las películas de Hollywood donde hay algún asesinato, en las de asesinos seriales, etc., uno de los temas centrales a descubrir por la policía es, además de ¿quién es el asesino?, ¿dónde escondió el cuerpo? Los lugares son variados y hay para todos los gustos y mentes más siniestras.

1

Alimentar a los cerdos con la víctima

En Snatch: Cerdos y diamantes, del director británico Guy Ritchie el asesino alimenta a los cerdos con el cuerpo de su víctima.

2

Tumba al ras de la tierra en un bosque

En el filme británico Tumba al ras de la tierra, se esconde el cuerpo de la víctima con este método, pero previamente se toma la precaución de cortar al muerto los pies, las manos y sacar los dientes e incinerarlos en un hospital, para que no pudiera ser identificado el cuerpo.

3

Enterrar en el patio a la víctima

En el filme estadounidense Los Goonies la familia de gángsters que ansía quedarse con el tesoro escondo oculta a su víctima en el refrigerador.

4

Desmembrar a la víctima

Esta estrategia fue usada por Longshanks en Corazón Valiente, cuando cortó en pedacitos el cuerpo de William Wallace y lo envío al reino Unido para advertir a los rebeldes.

5

Enviar por correo partes del cuerpo de la víctima

Esta práctica fue utilizada por el personaje de en 7 Pecados Capitales, para advertir al detective David Mills (interpretado por Brad Pitt), que había asesinado a su esposa. Le mandó por correo la cabeza de la misma dentro de una caja para despertar en él la ira y completar así la lista de los 7 pecados capitales y así termina la película.

6

Hacer pasar al muerto por vivo

En la comedia de enredos Un fin de semana en lo de Bernie dirigida por Ted Kotcheff y protagonizada por Andrew McCarthy, Jonathan Silverman, Catherine Mary Stewart, entre otros; los protagonistas deben ingeniárselas para hacer pasar a su jefe muerto como vivo y lograr deshacerse del cadáver sin ser acusados del asesinato.

7

Comer a la víctima

En el filme El Silencio de los inocentes del director Jonathan Demme con Jodie Foster y Anthony Hopkins en los papeles protagónicos, el psiquiatra Hannibal Lecter, acusado de canibalismo, come algunas partes del cuerpo de sus víctimas.

Sin votos aún