Los renacimientos de Aquaman

Los nombres de Superman, Batman y la Mujer Maravilla sin duda alguna son capaces de convocar masas de admiradores del cómic en cada evento de aficionados. No así el de Aquaman, un personaje menor de la casa DC que en los últimos años ha tratado de corregir ese descuido y catapultar al acuático personaje a un nivel de popularidad tan igual del que gozan los personajes de la Trinidad DC.
Sin duda alguna, el estreno de la película protagonizada por Jason Momoa también apunta a ese fin.

¿Quién es Aquaman?

El origen de Aquaman se remonta a 1941, gracias al talento y creatividad de Paul Norris y Mort Weisinger quienes publican la primera historia del personaje en More Fun Comics # 73, publicación donde también debutaron personajes como Doctor Destino, Green Arrow y Espectro.

Era la época de la Edad de Oro de los cómics y en aquel entonces, los creadores presentaban a Aquaman como el hijo de un explorador submarino, cuyo padre había descubierto el secreto para respirar bajo el agua y comunicarse con las especies marinas. En estas historias Aquaman, al igual que todos los superhéroes de la época, se enfrentaba a los japoneses y alemanes brindando su apoyo a los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

El final de la guerra y la vigencia de la censura en los cómics, afectaron la popularidad del personaje, la que recién se vio revitalizada a partir de la década del 50 con el inicio de la Edad de Plata. Este resurgir del héroe se basó específicamente en el replanteamiento de sus orígenes.

En esta nueva versión, el nombre real de Aquaman es Arthur Curry, hijo del vigía de un faro Tom Curry y de una habitante de la ciudad perdida de Atlantis cuyos poderes acuáticos son heredados por su hijo.

Es en esta etapa donde se sientan las bases de la mitología de Aquaman y se presentan personajes claves como los villanos: Manta Negra, Fisherman y el Amo del Océano, además de Mera, quien en un principio es su aliada y posteriormente se convierte en su esposa. Por estos tiempos es que también se revela la relación de Aquaman con la línea dinástica del trono de Atlantis, lo que convierte al superhéroe en el rey de la civilización sumergida.

Ya en 1986, la publicación de Crisis en Tierras Infinitas, replantearía el nacimiento del personaje presentándolo como un atlante de raza pura que es abandonado en la superficie al nacer debido al color rubio de su pelo que, según una profecía, traería una serie de desgracias a la ciudad.

El niño tiene por nombre Orin y es hijo de una familia real. Al ser abandonado, es criado por el guardia de un faro llamado Arthur Curry de quien adopta el nombre humano. Esta etapa trae a un Aquaman con un look completamente renovado: cabello largo, armadura y un tridente en la mano como símbolo de poder. Esta es la apariencia que nos presenta la película recién estrenada.

Sin embargo, cuando el interés del público por el personaje decayó nuevamente, sus orígenes volvieron a ser reescritos y la tarea recayó en Geoff Johns, Ivan Reis y Joe Prado, quienes insuflaron al héroe acuático de nuevos aires en 2012, presentándolo como el hijo de una princesa atlante y el vigía de un faro. El joven se ve obligado a huir de la ciudad submarina debido a su origen mestizo. Este nuevo inicio coincidió con el relanzamiento de todo el universo DC.

Geoff Johns ha sido vital en la historia de Aquaman porque revitalizó al personaje, que había devenido en objeto de burla de la cultura popular americana que lo consideraba el superhéroe más débil de la Liga de la Justicia, y lo catapultó a la gloria convirtiéndolo en uno de los personajes más atractivos de la casa DC.

Poderes acuáticos

Los que comúnmente se asocian a Aquaman son: el respirar bajo el agua y la comunicación telepática con criaturas marinas (no con atunes o sardinas, como lo presentaban los antiguos dibujos animados, sino con criaturas como un kraken o enormes ballenas).

A ello hay que sumarle una fuerza y resistencia sobrehumanas, las que le son propias por su naturaleza atlante que le permite soportar la presión de enormes masas de agua. Posee la capacidad de nadar velozmente grandes distancias, además de un sentido radar que le permite orientarse en la más absoluta oscuridad.

El tridente que lleva en la mano, es también un arma poderosa que fue legada a su familia por el mismo Poseidón y que está hecha de un material indestructible. Le resulta muy útil en las luchas cuerpo a cuerpo.

Con todos estos conocimientos previos ahora sí ya puedes ir al cine a disfrutar de Aquaman, la última película de DC comics. ¡Y cuídate de no mojarte!

Sin votos aún