Agregar comentario

HE SIDO INFIEL VARIAS VECES, MI ESPOSA NO LA HA SIDO Y ESTOY SEGURO DE ESO; el caso es que en una de esas infidelidades mia embarazé a una mujer y entonces quise divorciarme pue senti que ya era demasiada humillacion para mi esposa y mis hijos, ella, mi esposa se enfureció, lloró para que no la dejase... yo me alejé meses de ella, a la vez nunca pensé en casarme con alguna otra mujer y menos con la embarazada... mi mujer esposa me esperaba, me buscaba... me quedé sin trabajo y en ese inter tuve el tiempo para reflexionar y en una de tantas, tendido boca arriba en mi cama.... !son tonterias mias, me pararé de aqui, iré hasta donde esta mi familia, les pediré perdón... pensé con lágrimas en mis ojos, ojala y aun me este esperando¡... asi lo hice en el camino pedi perdón a Dios y pense que si ella hbiera fallado yo no la habria perdonado... y asi con esos pensamientos llegué hasta donde ellos... abracé a mis hijos, ellos me recibieron me dijeron !papaaaa!, mi esposa me miraba con recelo, con dudas... le dije no te pido que me dejes estar en la misma casa, estaré cerca y empezaré mi labor ... empeze con mis hijos, ya eran jovenes y adoscentes, tenian problemas de aprendizaje y de adaptacion social, una de mis hijas estaba siendo seducida por un barbajan. No me amilané ante nada, aunque me quisieron hacer menos por mis errores no me amilané, y luché por ellos... mi esposa me perdonó hace tres años hicimos renovacion de votos en la iglesia !recuperé a mi familia gracias a Dios¡, mi debilidad son las mujeres... y hoy sé que no es que uno sea guapo, bella persona o ellas sean maltratadas... simplemente es que abundan las mujeres ofrecidas y uno como hombre casado no sabe distinguirlas y se va uno solo por el sexo... yo me salvé de esas mujeres gracias a mi esposa que me supo perdonar... aun me duele lo que le hice, pero se que Dios me ha perdonado y ahora sé lo que cuesta tener una familia integrada, uno de mis hijos ya es abogado trabaja y estudia una maestria, mi otra hija casi termina su carrera es la que mas convive con nosotros, y la tercera ya se casó y junto con su esposo casi terminan una carrera profesional... estas son bendiciones que se pierden cuando uno no reacciona a tiempo.