Agregar comentario

Ánimo a todos esos hombres inseguros porque es difícil llegar a la conclusión de que todos los problemas que se presentan se reducen tan sólo (y al mismo tiempo a tanto)a un problema de inseguridad.
Animo a todos a seguir una terapia pues no sólo destrozan sus vidas (algunos terminan muy solos, metidos en sectas religiosas y viviendo una vida que no es la que han soñado ni mucho menos) sino, ironías de la vida, la de aquellas personas que se supone que son las más queridas por ellos siendo totalmente afectuosos, amables e incluso serviciales con todas aquellas que no les importa en absoluto.
Buen tema para tesis de psicología.