Foto cortesía de hmvh

Con el avance rápido de la tecnología, muchos dispositivos que en algún momento fueron nuevos y rápidos terminan siendo obsoletos y quedando atrás. Con el fin de reciclar viejos dispositivos compartiremos aquí algunos trucos para notebooks.

Las notebooks viejas o con poco poder de procesamiento pueden ser actualizadas mediante algunos trucos para poder sacar más provecho de ellas. En este artículo repasaremos dos consejos que pueden ser aplicados a este tipo de ordenadores.

Por un lado, explicaremos cómo agregar memoria RAM a un ordenador portátil, con el fin de actualizar su sistema operativo o brindarle más velocidad. Por el otro, explicaremos cómo puede ser utilizado el disco duro de una vieja portátil como disco duro externo para ordenadores de escritorio.

Agregar memoria RAM a una notebook

Las portátiles por lo general están a la par de los ordenadores de escritorio en cuanto a poder de procesamiento, pero en muchos casos se quedan detrás de ellos respecto a cantidad de memoria RAM.

La memoria RAM es fundamental para que un equipo pueda funcionar de manera fluida. Una notebook con 1 GB de RAM hoy en día es considerada antigua, porque desde Windows Vista en adelante – Windows 7 – se necesitan al menos 2 GB de memoria para poder ejecutar varios programas a la vez y manejar un sistema operativo de manera cómoda y sin sobresaltos.

Agregar memoria RAM a una notebook parece difícil pero no lo es. Antes de hacerlo, hay que apagar el sistema, quitar la batería de la notebook y darla vuelta. Por lo general, se puede ver un panel que puede ser quitado con la ayuda de un destornillador. En el manual del ordenador se puede verificar cuál es el panel que está cubriendo los módulos de memoria.

La mayoría de las notebooks poseen dos lugares para insertar memorias. Si uno solo está ocupado, hay que tomar el que está siendo utilizado, verificar su modelo y comprar uno exactamente igual. Luego, se enchufa en el lugar vacío y el ordenador dispondrá de 1 GB más de memoria para operar.

Si los dos huecos están siendo utilizados, se pueden reemplazar las dos memorias por dos unidades de más capacidad. Por ejemplo, si hay dos memorias de 512 MB se pueden reemplazar por dos memorias de 1 GB y la cantidad de RAM se duplicará.

Crucial es un interesante sitio web que permite conocer el tipo de memoria que tiene una notebook. Allí listan los modelos más importantes y vendidos del mercado.

Reciclar un viejo disco duro de una notebook

Los discos duros de las notebooks puede ser reciclados con el fin de ser utilizados como unidades de almacenamiento extra para ordenadores de escritorio. Mediante el uso de una carcasa para discos duros lo que se logra es convertir un disco interno en uno externo, y hacerlo funcionar mediante conectividad USB.

Las carcasas pueden ser adquiridas en cualquier tienda de computación y por lo general no cuestan más de 15 o 20 dólares. Las mismas le brindan una protección al disco duro para que pueda ser transportado como una memoria externa.

Antes de hacer una compra hay que verificar qué tipo de conexión tiene el disco duro. Si es muy antiguo, seguramente tendrá conexión IDE, mientras que los discos duros más nuevos poseen conexión SATA.

Sin votos aún