Nadie podría dudar de que la mayoría de las personas, a instancias del año 2011, han incorporado a su vida, en mayor o menor medida, el uso de la tecnología.

Pareciera que hoy, sin teléfono celular, laptop, gps, reproductor de MP4, televisor de alta definición y cámara fotográfica, no podemos hacer nada, el mundo se nos acaba. Para emprender cualquier tipo de actividad necesitamos un aparato de por medio, sin embargo, el extenso uso de la tecnología también muestra otra cara de la moneda: las malas costumbres, los hábitos perjudiciales.

Con el objetivo de conocer otro lado de la tecnología, de vernos reflejados allí y de comenzar a dejar de lado los malos hábitos para aprovechar al máximo los beneficios de la tecnología, conozcamos aquellas malas costumbres que ni siquiera notamos:

No hacer backup del disco duro

Tarde o temprano, cuando nuestro sistema se ve atacado por un virus y estamos a punto de perder toda la información importante del disco duro (incluso muchas veces la perdemos), pensamos: "¿Por qué no habré hecho una copia de seguridad?". Puede resultar engorroso o molesto y casi nunca lo hacemos, sin embargo, una copia de seguridad es sumamente necesaria ya que otorga la garantía de que pase lo que pase, no se perderá nuestra valiosa información.

Evitar el software de seguridad

Cuando trabajamos en nuestra laptop o PC, nos suelen molestar los carteles de alerta del antivirus, que se dispare el escaneo automático, que nos impidan ingresar a un sitio. Sin embargo, un antivirus potente es fundamental para proteger nuestro sistema, trabajar de manera segura y alejar a los intrusos.

Responder los spams

Cualquier tipo de mensaje extraño, cuyo remitente es desconocido, debe ser borrado de inmediato de nuestra casilla de correos. Sin embargo, la curiosidad suele ser inevitable y en ocasiones terminamos abriendo esos mensajes extraños e incluso reenviándolos cuando prometen algo a cambio.

Dejar la laptop encendida

Pareciera que en casa, nuestra laptop suele ser la mejor compañía, nos despertamos y la encendemos para chequear los mails y la dejamos encendida el resto del día, para usarla de vez en cuando y tenerla todo el tiempo a mano. Esto no es para nada recomendable ya que los discos duros pueden comenzar a fallar y el ordenador a calentarse. Se recomienda utilizar la computadora el tiempo que sea necesario y luego apagarla.

Usar la laptop en la cama

Es sumamente cómodo utilizar la laptop mientras se está acostado en la cama, sin embargo, las laptops suelen tener su ventilación debajo y si la ponemos en contacto con un acolchado o una almohada, no se ventila como debe. Utilice una pequeña mesita, una bandeja, etc.

Llevar la cámara fotográfica a todas partes

Todos tenemos algo de nostálgicos y deseamos tener recuerdos tangibles de los buenos momentos. Sin embargo, hay ocasiones en las que puede ser peligroso llevar una cámara: un recital, una fiesta en la playa, un safari, etc. Abstengase de llevar la cámara a todos lados porque puede sufrir algún daño.

Dejar los emails en la bandeja de entrada

¿Es necesario guardar todos los emails que ha recibido? Nos cuesta deshacernos de los mensajes como si se tratara de objetos de valor, sin embargo, nunca viene mal una limpieza periódica de la casilla de correos que permita borrar todo lo inútil y guardar solo lo indispensable.

Esperar en línea el lanzamiento de un gadget

Los anuncios publicitarios nos suelen dejar esperando con ansias el gran lanzamiento de un maravilloso gadget, sin embargo, ¿no crees que en un mes también conseguirás ese aparato e incluso más barato? Comprar tecnología no debe ser una carrera, sino una decisión a conciencia.

Sin votos aún