Intel Core i7 Sandy Bridge E

Intel está de fiesta, y eso se debe a que no sólo se celebran 40 años desde que fabricó el primero microprocesador (Intel 4004), sino porque presentó los dos primeros procesadores Intel Core i7 con tecnología Sandy Bridge E. Lo mejor de todo es que la información liberada se basa en análisis reales y no simplemente datos de catálogo.

Hasta ahora la información confirmada dice se trata de una línea de procesadores que utiliza el chipset X79 con socket LGA2011, cuenta con cuatro canales de memoria y se ofrece en dos versiones, a saber el Core i7 3930K y el 3960K. Las frecuencias de trabajo de estos colosos son de 3.2GHz y 3.3GHz respectivamente, además de contar con seis núcleos y 12 hilos de trabajo (Hyperthreading).

Según las revisiones hechas hasta el momento, el Intel Core i7 3960K es el procesador más rápido por el que pueden optar los consumidores domésticos, superando por cerca de un 12% el rendimiento de un Intel Core i7 990X. Hay que decir de cualquier forma que los test miden la performance del procesador como unidad y no cuentan necesariamente la realidad que se vive cuando se ejecutan juegos, por dar un ejemplo.

En lo relativo al precio, como era de esperarse los modelitos rondarán los $580 y $999, lo cual no es atractivo si se compara con el I7 2600K que cuesta cerca de $300 y rinde bastante bien donde se le utilice. Producto de lo anterior la pregunta que debemos hacernos de cara a la navidad es ¿Vale la pena realmente la línea Sandy Bridge E que se nos muestra? Para nosotros no, al menos con esos precios.

Según nuestro criterio los consumidores que siguen las líneas de Intel deben esperar un poco más a que se presenten los primeros representantes de este nuevo producto (Core i7 3820), los que costarán mucho menos y deberían marcar la pauta de lo que se entregará a los consumidores al final del día.

Sin votos aún