Packaging mundial Sudáfrica 2010

El packaging este año tendrá las más variadas formas y colores, aunque siempre bajo un común denominador, aprovechar al máximo el mundial de Sudáfrica 2010.

El packaging se encarga de obtener el mejor de los conceptos para los productos, hacer el mejor envase, proveer los mejores materiales, utilizar el mejor etiquetado y saber qué fotografías son las más adecuadas para implementar y representar un concepto, son las claves que marcan la pauta del éxito o fracaso de un producto que será aceptado o rechazado por la audiencia en el tiempo medio en que el cliente toma un producto, lo observa, siente y luego decide si lo compra o no.

En los grandes eventos, como el mundial de fútbol de Sudáfrica 2010, el packaging cobra especial sentido, utiliza colores, figuras y fotografías que recuerdan el gran evento. Atacar el lado emocional de los clientes, segmentando al mercado entre quienes son o no fanáticos del deporte rey es una táctica clásica, por ello no se extraña el ver auspicios, colores e incentivos para toda la audiencia.

Las campañas publicitarias promueven un determinado producto realzando las propiedades y beneficios del mismo sobre una vasta competencia, pero apuntando a los puntos sensitivos de siempre en las personas, los que en el caso del mundial son: la pasión, el empuje, la unión y la esperanza de obtener la victoria, de sentir que se apoya una causa común… comienzan los patrocinios, eventos y promesas de premios para una audiencia que observa todo lo que ocurre a su alrededor y toma decisiones rápidas.

El packaging hoy por hoy es entendido como un medio que mueve sentimientos, uno que es capaz de encarnar emociones y fidelidad en el segmento de mercado al que se aboca, por este motivo es importante la definición de cada uno de los detalles que representaran a la “marca”. Dos claros ejemplos de esto, son el mercado de las cervezas y las ofertas financieras de los bancos, expositores muy distintos en cuanto a lo que ofrecen, pero reunidos por el fútbol y los puntos que desean explotar.

Mientras las cervecerías crean nuevos productos con nombres, frases y colores alusivos al mundial, como en México la cerveza Diego Armando Maradona, los bancos entregan servicios financieros promocionando ser los auspiciadores de la selección de fútbol de un determinado país, sin importar la crisis económica, falta de liquidez o estar viviendo en la agonía de una región que no puede estabilizarse –como es el caso de Banesto en España-.

La elaboración de un envase puede parecer algo sin importancia, el etiquetado y los colores también, sin embargo todo está preparado para estimular a los usuarios, generando fidelidad a una determinada marca y prefiriéndola del resto, aún cuando puedan haber soluciones mejores… un buen packaging hace perder la objetividad en la calidad del producto, lo que a veces juega en contra a los propios fabricantes cuando aparece un producto mejor exhibido o promocionado… ¿Luchamos por mejores productos o un mejor packaging?.

Los mundiales de fútbol y todos los grandes eventos, son la excusa perfecta para editar y sacar al mercado ediciones limitadas de todo lo que se pueda, ropa, bebidas, servicios y cuanto uno pueda imaginarse acepte tener un envase, vestir los colores del país africano y no sea incompatible con un balón de fútbol, pero ¿Se ofrece realmente un producto nuevo? El diseño es la clave para el packaging durante los grandes eventos… sin un exterior atractivo, comercialmente no hay un buen producto, aunque en la práctica esto no sea así.

Sin votos aún