Acercarse a una mujer
Acercarse a una mujer

Ya la mayoría de los hombres sabe que para atraer la atención de una mujer la mejor forma de hacerlo es mediante la generación de una imagen vivaz de lo que somos, una que no le permita olvidarnos, pero ¿Cómo damos el primer paso? Muchas son las posibles respuestas, y dependerá de cada persona, aunque la experiencia dicta que la mejor forma es haciendo “broma” de algo típico o casual del momento.

1

Bromea sobre algo

Cuando quieras conocer a una mujer, hazlo a través de una broma que abra un tema de conversación. No hay nada mejor que despertar su curiosidad con una broma sencilla sobre una situación trivial que los rodee a ambos. Si ella lleva un bolso de dimensiones interesantes, bromea diciendo algo como “Y cuéntame ¿Para qué es ese bolso? ¿Llevas una pistola?”.

Para muchos este tipo de conducta puede ser propio de un “perdedor”, pero cuidado, ciertamente las señoritas de hoy no son las mismas de ayer y gustan de los hombres valientes, aquellos que no temen decir lo que piensan a primera vista, de esta forma llamarás su atención. Acostúmbrate poco a poco a decir cosas divertidas, pero que no ofendan, pues de esa manera amenizarás el acto de conocerse con humor y una sonrisa en los labios.

2

Aprende a ser “Cool”

Ser “cool” no es tan fácil como muchos podrían pensar ¿Por qué? Porque el hombre Cool debe ser atento, pero al mismo tiempo actuar de forma relajada y “desinteresada”. Olvídate de demostrar que le gustas, primero enfócate en causar una muy buena primera impresión, no en que recuerde tienes modales y eres atractivo o inteligente.

En nuestra tarea de causar una primera impresión insuperable, podemos decir que la risa nuevamente es el mejor de los aliados a la hora de conquistar. Causar una sonrisa constante en el rostro de aquella bella mujer es el indicio que nos hace pensar “vamos por buen camino”. Sólo hay que tener cuidado con una sola cosa, hacerla reír no significa convertirnos en un bufón, pues para eso están los amigos, tenlo claro si quieres llegar a segunda base.

Mírala a los ojos, sonríe con ella y desenvuélvete tan suelto como si se tratara de una conocida de muchos años, eso la hará sentirse confortable y segura.

3

Toma el control

La mejor forma de tomar el control de la situación estando con ellas es “evitar hacer preguntas directas ni contestarlas”. En este tercer punto de “tomar el control”, recurriremos a la diversión, pues cada cosa que nos pregunte debemos amenizarla con un comentario jocoso y sencillo, no hay que complicarse con latas respuestas en la primera cita o encuentro. Recuerda, ellas quieren conocerte, pero no tan rápido como imaginas, mantén la intriga y construye un suspenso entre tú y ella para interesarla aún más y seducirla.

Si ella te pregunta directamente algo como ¿A qué te dedicas? Jamás respondas de forma directa, pues esa respuesta seca te priva de sacarle una sonrisa y de incentivarla a soltarse más.

Su voto: Ninguno Average: 4.8 (4 votes)