Dating

Cuando empezamos una relación amorosa lo más probable es que no conozcamos muy bien a nuestra nueva pareja, es por eso que existe un cierto grado de incertidumbre y a la vez emoción por conocer a nuestro nuevo amor. Pero... hay cosas que no esperamos que haga nuestra nueva pareja; con ustedes los errores imperdonables que no debemos cometer al iniciar una relación

1

Dar ultimatums

“Si no haces lo que quiero... terminamos”, puede ser una frase y actitud fatal al inicio de una relación. Condicionar a nuestra pareja está mal en todas las etapas de la relación, pero es fatal hacerlo al principio; y mucho menos hacerlo con amenazas de una ruptura, no son cosas para bromear.

2

No asumir nuestras responsabilidades

Las peleas en una relación son inevitables, pero lo que sí se puede evitar es tener peleas siempre por los mismo motivos. Asumir culpas y recomenzar es importante para que una relación joven tenga algún futuro.

3

Ser grosero con los demás

Gritar a un camarero, levantarle la voz al taxista o despreciar al que aparca el coche; son algunas actitudes de desprecio que sientan fatal a cualquiera. Tu nueva pareja al verte se preguntará: ¿Con quién estoy saliendo?. Ser considerado con los demás no es una moda ni es un favor, es algo que se debe hacer siempre y con todos.

4

Ser ingrato

Decir las palabras mágicas, “por favor” y “gracias”, no son cosas sólo de niños. Este punto está muy ligado con en el anterior (Ser grosero con los demás), una persona que no toma en cuenta agradecer las cosas que hacen por uno, probablemente no sepa valorar a nadie y mucho menos todo lo que pueda hacer su pareja.

5

No respetar los límites

Y con límites nos referimos a los emocionales y físicos. Esto es muy importante al principio de una relación, saber entender un “no” de tu pareja, respetar a tu pareja y entender siempre su posición, siempre vale la pena esperar.

6

Ser impuntual y desconsiderado

La cancelación de último minuto es un motivo es un golpe que puede llevar a una ruptura a una relación que recién empieza. Llegar tarde a las citas denota desinterés y desconsideración. La puntualidad no es un juego, pinta de cuerpo entero a una persona.

Su voto: Ninguno Average: 4 (3 votes)