Cuando llamarlas
Cuando llamarlas

Para este artículo nos vamos a circunscribir en una situación particular, pasamos la noche con una chica preciosa que nos encanta y llegó la hora de decir adiós ¿Cuándo la volvemos a llamar? Si las amigas nos dicen “llámala al día siguiente”, muchos pueden pensar que esto sería casi “acoso” o actuar de forma “infantil”, pero lo cierto es que la receta recomendada es actuar con cautela y pensarse bien las cosas… olviden la espontaneidad.

Muchas veces debemos “presionar” para que las cosas que queremos vuelvan a nosotros, es cierto, pero también hay que considerar que cuando se trata de señoritas, no todo es como debería ser. Las mujeres dejan de sentir atracción por los hombres que se “pegan” a ella al punto de no dejarle respiro, sobre todo cuando se ha tenido un “encuentro cercano” más temprano de lo que se debería, no obstante ello, buscan mantener la atracción y el desafío que representa el hombre para ella.

Si decimos que lo mejor es llamarla al día siguiente, lo primero que tenemos que considerar es tener la cabeza fría, no hay que ser tan “suave” con el tono en que le hablamos ni tratar de establecer la fecha de una nueva cita inmediatamente. Lo mejor en este caso es tener una breve, pero divertida charla con ella y darle espacio para que piense.

Si optamos por la opción de enviar un correo electrónico, podríamos establecer un mejor contacto que llamándola por teléfono, pues al leerlo ella se sentirá libre y despreocupada de los gestos o cosas que quiera expresar, no así cuando estamos del otro lado de la línea.

En los tiempos que corren la actitud ganadora con que todo macho alfa debe actuar se basa en un comportamiento fresco, calmado, abierto, optimista y siempre animado. Quejarse sobre cosas, actuar de mal humor y requerir más atención de la que nos dan por medio de “sugerencias” hacia ella, no es una buena fórmula. Durante las primeras 10 citas es recomendable no verla más de una o dos veces por semana. En este período es “muy importante” que estemos siempre con algo que hacer, si no tenemos nada, pues se inventa la agenda perfecta que debería tener todo hombre moderno.

Finalmente, si no estamos seguros que es la mujer adecuada, no concentremos mucha energía en esta relación, debido a que nos desgastaremos innecesariamente y hostigaremos a ella.

Su voto: Ninguno Average: 5 (6 votes)