pantallas del mundial
Grandes pantallas instaladas en las canchas donde se debate la Copa del Mundo 2010

Este mundial quizá sea recordado por los grandes errores arbitrales cometidos en el transcurso del torneo más que por el fútbol que se jugó. El gol anulado injustamente a Estado Unidos ante Eslovenia, el balón que entró a la portería y no fue validado gol en el partido de Inglaterra-Alemania, o el gol de Argentina ante México en evidente posición adelantada, fueron grandes errores que decidieron el futuro del partido, del equipo en competencia y quizá de la historia del mundial.

La polémica explotó en la penúltima fecha de octavos de final, con dos resultados (Argentina 3 - México 1 y Alemania 4 - Inglaterra 1) que pudieron haber sido otros si se dejaban de cometer tan garrafales errores. Es obvio que el árbitro está expuesto a cometer desatinos, su condición humana así lo prevé. Pero la polémica mayor se da entorno a porqué no ayudarse de la tecnología como se hace en otros deportes.

En muchos deportes de alta competencia actualmente se utiliza la tecnología para su mejor desarrollo; en fútbol americano las porterías están provistas de diminutas cámaras, el famoso “ojo de águila” en el tenis o el chip que le ponen al disco en el hockey sobre hielo, estos son algunos ejemplos de que la tecnología puede ser muy útil en los deportes, y la pregunta persiste:¿Por qué no en el fútbol?

La FIFA, después de tantas negativas se pronunció sobre el tema, debido a los últimos acontecimientos ocurridos en el Mundial Sudáfrica 2010, la voz de Joseph Blatter (presidente de la FIFA) ya se hizo escuchar al respecto. En conferencia de prensa el titular de la FIFA pidió perdón a los países perjudicados por los hechos ocurridos y explicó que este año se pondrá en marcha un plan para mejorar los arbitrajes y dejó la ventana abierta para aplicar algún tipo de tecnología en el fútbol.

"Personalmente, lamento cuando se ven errores arbitrales evidentes, pero este no es el final de la competición ni el final del fútbol, son cosas que pueden ocurrir", admitió Joseph Blatter.

Los que gustan del fútbol saben que es un deporte que conlleva mucha pasión, que la polémica quizá sea parte de él como juego, pero también aceptan que en algunas instancias, grandes errores pueden echar abajo el trabajo de todo un equipo, errores que se podrían evitar con la ayuda de la tecnología.

No sabemos a ciencia cierta cuál será la solución, se ha hablado de un balón con un chip, de cámaras en las porterías y de un quinto hombre que monitoree con ayuda de las imágenes de televisión. La solución puede tardar y quizá no sea del agrado de todos, pero deseamos de todo corazón que el fútbol salga ganando de toda esta interminable polémica.

Sin votos aún