Emprender en pareja

En el mundo de los negocios, existen dos tipos de personas: aquellas que nunca mezclan el trabajo y la familia y otras para quienes, en cuestión de business, la familia y la pareja son los mejores aliados para que un proyecto de emprendimiento llegue a buen puerto. Si usted es de los últimos, en este artículo le proporcionamos cinco consejos que pueden ayudarlo en su visión optimista sobre el amor y los negocios, pero más importante, el lograr emprender en pareja.

1 Establecer una relación sólida

Antes de emprender un negocio con su pareja es necesario contar con una relación muy bien construida con base en la confianza y la buena comunicación, es importante que ambos compartan las mismas aspiraciones, metas y sobre todo los mismos valores. Confiar uno en el otro es vital.

2 Definir responsabilidades

Es evidente que al compartir cierto tiempo de relación ambos se conocen lo suficiente como para identificar sus habilidades y destrezas; pues es en base a estas que limitaran sus responsabilidades y tareas dentro del negocio. Cada uno se hará responsable de aquello en lo que es más hábil, pues esto favorece al equipo.

3 Apoyar en vez de criticar

Es muy importante evitar las críticas y reclamos si ve que su pareja comete algún error. Cuando esto sucede, lo más aconsejable es tratar de orientarse mutuamente; buscar en conjunto una solución al problema con la esperanza de que la próxima vez, todo será mejor. Esta actitud favorece no solo al negocio sino también a la persona, ya que lejos de minar su autoconfianza, ella sentirá un apoyo incondicional de la persona que ama.

4 Delimitar espacios

Si bien es cierto que usted pasa la mayor parte del día junto a su pareja por motivos laborales, este hecho no debe impedirle diferenciar los momentos de trabajo y los de vida de pareja; por tal motivo, al culminar la jornada laboral es recomendable que usted y su pareja se tomen un tiempo para relajarse y disfrutar de su vida afectiva. ¡Champagne por favor!

5 Formalizar el negocio

Emprender un negocio en pareja es como formar una empresa cualquiera, por ello es preciso que esta empresa conjunta esté debida y legalmente formalizada a través de un contrato en donde figure la participación, deberes y derechos de ambos. De igual manera, este contrato debe definir también qué hacer en caso se decida liquidar la empresa, así como los beneficios de acuerdo a ley.

Sin votos aún