El ejercicio

Algunas investigaciones han demostrado que realizar actividad física regularmente mejora el rendimiento en la cama. Ya es sabido que el ejercicio es bueno para la salud, al igual que el sexo, por lo cual las dos cosas juntas deben son una excelente combinación.

  • El ejercicio físico prepara el cuerpo para que reaccione más rápidamente y con mayor intensidad a la excitación sexual
  • El ejercicio estimula la liberación de hormonas, entre las que se incluyen las relacionadas con el sexo, las endorfinas, las hormonas del placer. Además uno se siente más enérgico y con más fuerzas para emprender todo tipo de actividades entre las cuales obviamente, está al sexo en los primeros lugares
  • Según resultados de una investigación del Departamento de Urología de la Universidad de Emory de los Estados Unidos , la función eréctil y la satisfacción sexual de los participantes que practican deporte es mucho mejor que la de los sedentarios. Aquellos con un gasto calórico semanal superior a las 1400 calorías, fueron quienes obtuvieron mejores resultados en el estudio
  • Chad Ritenour, coautor del estudio y director del Centro de Salud Masculina de Emory dijo al respecto:

    Distintos estudios ya habían evaluado la relación entre la práctica de actividad física y la función eréctil en hombres obesos o de edad, pero el nuestro determinó esta conexión en hombres jóvenes y saludables

  • El ejercicio favorece la pérdida de peso, haciendo que uno se sienta más atractivo y seguro de sí mismo en la cama, fomentando así la actividad sexual. Según un estudio liderado por el doctor Martin Binks, de la Universidad de Duke en Durham, Estados Unidos, en el cual fueron examinados datos de la calidad de vida sexual de 200 hombres y mujeres obesos en un ensayo sobre pérdida de peso, se halló que todos los participantes experimentaban dificultades en su vida sexual: Falta de deseo, dificultad con el funcionamiento sexual, incomodidad por ser vistos desnudos, etc
  • Según una revisión de literatura médica publicada por investigadores de la Universidad de Catania, Italia: La disfunción eréctil -dificultad para alcanzar o mantener una erección- incrementa con los años y recibe el impacto negativo de la inactividad física, que también avanza con los años. Para contrarrestar esto, ellos encontraron una forma natural muy económica y efectiva: Dieta mediterránea y ejercicio físico. Con ello, se disminuye la grasa visceral, se mejoran las funciones vasculares y se controla el sobrepeso, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia; todos factores que afectan el normal desempeño de la sexualidad masculina

Los estudios hablan por sí solos, la actividad física es un buen aliado para el buen desempeño sexual. Pero ojo, que el exceso también es malo y así lo explica el licenciado Guillermo Ojea, psicólogo del Deporte:

Diversos estudios realizados en corredores adictos a la actividad física, revelan que aquellos que están dominados por la necesidad de correr, desarrollan un conjunto de síntomas perjudiciales para la salud

.

Su voto: Ninguno Average: 3 (3 votes)