El procedimiento es bastante sencillo, se basa en el principio de la visión estereoscópica del ser humano. Para lograrlo es necesario obtener dos fotografías del objeto a retratar, la primera es una fotografía común y corriente.

La clave de la obtención de la fotografía en 3D reside en el segundo fotograma, el mismo que habrá de realizarse desplazando la cámara fotográfica de manera horizontal, una distancia de entre 3 y 5 cm. respecto de la fotografía anterior.

Así habremos obtenido las vistas que corresponden a cada ojo del espectador. Mientras que el proceso de visión del ser humano realiza la mezcla de las imágenes de cada ojo en la corteza cerebral, en nuestro caso, por tratarse de dos imágenes que serán vistas con ambos ojos, deberemos recurrir a un artificio y este es el "Anaglifo".

El anaglifo consiste en la superposición de las imágenes aplicando un filtro de color diferente a cada una de ellas, para la primera fotografía se utilizará el filtro de color rojo debido a que elimina al azul y al verde, para la segunda imagen el azul porque elimina al rojo; así estaremos diferenciando lo que cada ojo habrá de ver.

El filtrado del que se habla en el párrafo precedente se lograba antiguamente, colocando los filtros ópticos correspondientes delante del lente de la cámara; Actualmente, gracias al advenimiento de la era digital se consigue mediante software adecuado como Callipigyan 3D, Anamaker e incluso Photoshop, con buenos resultados.

Como hacer lentes 3D

Una vez convertidas las fotografías a una sola imagen anaglifa, es necesario confeccionar las gafas 3D que permitirán la diferenciación de la imagen a ser percibida por cada ojo y nos permitirán así visualizar la imagen en 3D.

Lentes 3D

El procedimiento es sencillo, basta con hacer un marco de gafas de cartulina y a manera de cristales colocar un retazo de papel celofán de color rojo para el ojo izquierdo y uno azul para el derecho. Incluso se puede usar papel celofán transparente y colorearlo con plumones rojo y azul.

Ya fabricadas las gafas solo nos resta disfrutar de las imágenes.

Sin votos aún