Foto cortesía de timsamoff

Para poder ver las imágenes correctamente, es recomendable que el usuario de PC calibre su monitor. Esto es sumamente importante para personas que se dedican al diseño web o que están interesadas en la fotografía digital, porque necesitan que sus monitores les muestren los colores realmente como son.

Es por esto que la tarea de calibrar un monitor se recomienda a todo usuario. Aquí explicaremos qué se puede hacer para calibrar un monitor de manera correcta con el fin de obtener una imagen perfecta.

1. Verificar la resolución

Una gran cantidad de personas no tiene en cuenta que este paso es el más importante, y lo ignoran por completo. Un monitor está fabricado para soportar distintas resoluciones, pero siempre la empresa fabricante recomienda una, la ideal. Esto cambia para cada monitor. Por eso, se recomienda buscar en el manual del monitor cuál es la resolución correcta y aplicarla.

En la resolución ideal la imagen se mostrará de manera nítida y el texto se podrá leer sin problemas. El tamaño de las letras no estará desproporcionadamente grande ni chico.

También hay que verificar que el monitor esté mostrando imágenes en 24 bits de color o en color de alta resolución. En Windows esto se puede verificar haciendo clic derecho en el escritorio y accediendo a las propiedades de la pantalla.

2. Comenzar a calibrar el monitor

Antes que nada, hay que prender el monitor y dejarlo encendido por 30 minutos antes de hacer las pruebas. Por otro lado, hay que verificar posibles reflejos producidos por el ambiente, luz y ventanas. En lo posible, el test se debe hacer en un cuarto con poca luz.

Para poder verificar los colores, hay que imprimir (en una impresora de alta calidad) una imagen de alta calidad que esté mostrando a una persona a la luz del día.

Se puede calibrar el monitor utilizando los botones de brillo y contraste, utilizando esta aplicación.

Luego, se puede abrir la foto en un programa de visualización de imágenes y ubicar la fotografía impresa a un lado de la pantalla para poder comparar las dos imágenes.

Comparando la imagen del ordenador con la impresa se pueden ir ajustando los parámetros del monitor hasta llegar a igualar las dos imágenes. Cuando la imagen digital se vea igual a la imagen impresa, la calibración estará completa.

3. Software para calibrar

También existen programas para calibrar monitores. Aquí brindaremos los enlaces a algunos de ellos, tanto para Windows como para Mac.

Calibrar un monitor lleva tiempo y requiere de una buena apreciación de los colores. A pesar de que existen aplicaciones capaces de calibrar un monitor de manera casi automática, siempre es recomendable intentar hacerlo de forma manual observando fotografías impresas en alta calidad, porque allí es donde se ven los colores realmente como son.

Sin votos aún