Samsung Electronics Co. planea profundizar sus relaciones con el gigante de Internet, Google Inc., al incrementar el uso de Android en dispositivos móviles que harán funcionar las futuras generaciones de tabletas Galaxy Tab, de acuerdo con el jefe de su división móvil.

Samsung has venido desarrollando por cierto tiempo su propio software para teléfonos móviles llamado Bada, con el objetivo de competir con el iPad de Apple. Bada, por su parte también ha competido con Android de Google. Pero Android le ha dado a Samsung una inyección en términos de ventas de dispositivos móviles, por lo que la empresa está buscando replicar ese éxito con las tabletas.

En términos de volúmenes de producción de teléfonos móviles, Samsung se ubica en el segundo lugar mundialmente, después de Nokia Corp., y le sigue el rastro a Apple en cuanto a teléfonos inteligentes y tabletas.

El éxito de Apple en el segmento de las tabletas cogió por sorpresa a sus competidores cuando lanzó el iPad a inicios del 2000. Sin embargo, Samsung fue uno de los primeros competidores en reaccionar rápidamente al adoptar el uso de Android en sus tabletas Galaxy Tab de 7 pulgadas lanzadas en octubre para rivalizar al iPad.

Este verano Samsung espera lanzar nuevas versiones del Galaxy Tab en el hemisferio norte, con presentaciones de 8,9 y 10,1 pulgadas, ambas funcionando con la última versión de Android conocida como Honeycomb. La versión del Galaxy Tab de 10,1 pulgadas debe estar saliendo al mercado en junio de este año con un precio sugerido de entre $499 y $599.

En una reciente entrevista en las oficinas centrales de Samsung ubicadas en Suwon, al sur de Seoul, capital de Korea del Sur, el jefe de la división móvil de la empresa, J.K. Shin, dijo al diario The Wall Street Journal “continuaremos trabajando con Android en tabletas futuras”.

Los comentarios de Shin fueron vertidos en momentos en que Samsung se encuentra en el medio de un litigio legal con Apple, uno de sus mayores competidores pero a la vez su mayor cliente en componentes para negocios. Apple entabló una demanda a principios de año contra Samsung aduciendo que la empresa coreana había copiado la apariencia de su popular teléfono inteligente iPhone y su tableta iPad. Por su parte Samsung presentó una contrademanda alegando que Apple violó las patentes de transmisión tecnológica de los teléfonos móviles de Samsung. Dichas demandas fueron presentadas en Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y Alemania.

“No copiamos el diseño de Apple”, dijo Shin. “Hemos utilizado muchos diseños similares en los últimos años por lo que [las alegaciones de Apple] no serán legalmente problemáticas”. El ejecutivo también aseguro que la dimensión de las demandas podría crecer, aunque no proporciono mayores detalles al Wall Street Journal.

Samsung espera que sus envíos de tabletas se incrementen cinco veces este año alcanzando aproximadamente 7,5 millones de unidades. La firma de datos estadísticos de mercado, IHS iSuppli estimó en abril que los envíos de iPad alcanzarían los 39,7 millones de unidades este año.

Android es la plataforma con más rápido crecimiento, y la dirección del mercado está orientada hacia Android, por lo que estamos montados en la ola”, agregó Younghee Lee, vicepresidente senior de marketing y ventas de Samsung. La compañía espera diferenciar su tableta Galaxy Tab del iPad de Apple y otras tabletas al ofrecer continuamente diferentes tamaños., dijo Shin.

Como parte de la estrategia de Samsung, Shin mencionó que la empresa se encuentra en conversaciones con diferente operadores móviles en Corea del Sur y Estados Unidos para lanzar una tableta que funcione en una tecnología llamada Long Term Evolution (LTE) o Evolución de Largo Plazo en español. Esta tecnología de la llamada cuarta generación promete velocidades de descargas más rápidas que la actual plataforma de tercera generación, permitiendo de esta forma acceso más rápido a aplicaciones como televisión online, películas y video conferencias.

Más de la mitad de los teléfonos inteligentes de Samsung lanzados el año pasado utilizan Android, y la empresa planea incrementar dicha proporción este año. Para este año Samsung espera que los envíos de teléfonos inteligentes se incrementen tres veces en base a los 24 millones de unidades enviadas el año pasado.

Por otro lado, Samsung expresó que no planea dejar de lado su software para dispositivos móviles Bada, pero que por el momento se está enfocando en Android debido a la creciente demanda de tabletas.

Shin también dio a entender que la compañía estaría dispuesta a recudir los precios de las tabletas Galaxy Tab aún más para obtener mayor participación en el mercado. A la fecha, las empresas norteamericanas Sprint y Verizons Wireless han deducido el precio del Galaxy Tab a $199 con un contrato de dos años de servicio wireless.

Sin votos aún