Krampus viene por ti

Durante las fiestas de fin de año suelen volver al imaginario de los habitantes del mundo, personajes tan reconocidos como Papa Noel, el reno Rodolfo y hasta el Grinch, que aunque es conocido por su espíritu anti navideño suele ser visto con simpatía por niños y adultos.

Sin embargo, hay un personaje oscuro y tenebroso cuya presencia contradice el espíritu festivo de estas épocas y a diferencia de lo que pasa con el Grinch, las personas tratan de no mencionar su existencia, de ahí que se haya oído muy poco de él; su nombre es Krampus y es conocido como El Demonio de la navidad.

Su misión principal es la de azotar a los niños que se portaron mal durante el año, con unas ramas de abedul, para luego llevárselos al infierno. Así de espeluznante como suena, razón por la que es entendible que los padres prefieran no hablarles de él a sus hijos.

Su historia

Si se trata de describir físicamente a Krampus diríamos que es una criatura extraña, mitad cabra y mitad demonio. Posee grandes cuernos, pelo oscuro y colmillos. Suele andar con cadenas y unas campanillas, además de sus varillas de abedul.

Su nombre proviene de la palabra alemana Krampen que quiere decir Garra y en la mitología nórdica es el hijo de Hel. Es un personaje propio del folclor navideño alemán en donde las celebraciones de las fiestas comienzan a inicios de diciembre. Fue concebido como contraparte de Santa Claus, por ello, no suele repartir dulces o juguetes a los niños buenos, por el contrario viene a repartir azotes a los niños malos la noche antes del 6 de diciembre que es el día de Papa Noel. Esta noche es conocida en Alemania como Krampusnacht (noche de Krampus).

Para la iglesia católica, esta tradición pagana contenía claros matices diabólicos, por lo que durante años prohibió su celebración.

Sin embargo, en tiempos más recientes,la figura de Krampus parece estar renaciendo en las épocas navideñas debido a que las nuevas generaciones buscan celebrar las fiestas de manera poco convencionales. En Austria, por ejemplo, se comercializa una serie de merchandising en torno a la figura de esta bestia, el cual consiste en golosinas, muñecos, juguetes y hasta cuernos de colección. Papa Noel ya no es el único invitado de honor en estas festividades.

Sin votos aún