Debate migratorio Estados Unidos
Debate migratorio Estados Unidos

Se acercan las elecciones de noviembre y no existe un mejor tema en la agenda pública que el tema de los indocumentados y las arbitrariedades cometidas, el Congreso y la Casa Blanca están en pugna.

Legalizar a los indocumentados es lo que muchos quisieran, pero el senador republicano Jon Kyl no es uno de ellos. Kyl es el segundo en la jerarquía de mando en Arizona y férreo opositor a la búsqueda de un método de legalización de los indocumentados por una “posición política”. El senador de Estados Unidos ha provocado un debate muy interesante por un video que ha sido develado, donde él asegura habló con el presidente Obama sobre la inmigración, momento en el que éste le señaló su reticencia de asegurar la frontera, para así asegurar un trabajo integral de reforma migratoria con los republicanos.

Tal y como era de esperarse, la Casa Blanca no esperó un segundo para desmentir cada una de las frases que salían en el famoso video, arguyendo que el presidente no se ha referido a un tema que es de debate en el Congreso de Estados Unidos actualmente, sobre todo porque es un tema que no parece tener cabida para el 2010 por las prontas elecciones de representantes y senado en Noviembre. Robert Burton, Secretario de prensa asistente de la Casa Blanca, negó todas las frases del senador Kyl.

El problema de fondo de todo esto se enfrasca en la disyuntiva que existe de la real intención de Barack Obama por proteger la frontera (asegurarla), ya que según señala el senador, no está en sus planes hacerlo hasta que se apruebe una reforma integral. En el sitio web de la Casa Blanca aparece claramente desmentido el video y además ratificada la inmensa inversión que se está haciendo para proteger la frontera, aunque es evidente que una verdadera solución no pasa por militarizarla, sino por una reforma inmigratoria completa.

¿Qué se ha hecho para asegurar la frontera?

Con todo lo ocurrido, el Gobierno no quiso desaprovechar la oportunidad de exhibir todo cuanto se ha conseguido desde que Obama adquirió la presidencia.

  • Se dobló el personal de trabajo en la seguridad fronteriza gracias a 110 agentes especiales
  • Se triplicó la cantidad de agentes de inteligencia y análisis para el Servicio de Inmigración y Aduanas en la frontera
  • Se está revisando el 100% de la carga ferroviaria por el Departamento de Seguridad Nacional por primera vez
  • Se enviaron canes (13 equipos) entrenados para la detección de armas y dinero efectivo a la frontera sudoeste –antes habían sólo 5 equipos-
  • Se incorporaron 116 nuevos agentes a la Patrulla Fronteriza para contribuir a la inspección de salida y se movilizaron cinco unidades de retrodispersión

¿Por qué el Gobierno contesto tan contundentemente?

Las elecciones son tema de todos los días, y el Gobierno sabe que no puede dejar pasar ninguna oportunidad para mostrar a todo el mundo su buena fe y buen actuar ante el tema inmigratorio, Washington quiere conquistar a los votantes.

Algunos hechos que preocupan al actual Gobierno es el que hayan pasado 17 meses sin una respuesta clara en relación al tema inmigratorio, siendo que prometió al asumir el cargo que en el primer año habrían cambios importantes, razón por la que su gran nivel de votantes hispanos se mostraron desilusionados, por eso es tan importante aclarar el video que habla de una “extorción” presidencial a los republicanos a fin de conseguir la ansiada reforma.

“Los indocumentados piden 15 años…”, con esa cantidad de tiempo los ilusionados indocumentados esperaban se les permitiera obtener la residencia y luego la ciudadanía, pero leyes como la de Arizona y el efecto que generó en otros estados (que quieren deportar a los indocumentados), quebró la fe de muchos de forma trágica e inesperada.

¿Qué pasa si no hay reforma migratoria otra vez? Una reunión entre activistas y demócratas, dejó en claro un plan “B”, con el que se conseguiría por medio de dos leyes, dar residencia a estudiantes sobresalientes que llegaran a Estados Unidos en un total que oscila entre los 65.000 y los 320.000 (Dream Act.), la segunda ley daría residencia temporal a 2 millones de campesinos que luego pueden solicitar la residencia permanente con el apoyo patronal (AgJobs).

Lo malo del plan “B”, es que no califican para las ayudas unos 10 millones de indocumentados… ¿Daño colateral? Arrestos, deportación y humillación son algunas de las cosas a las que se podrían ver expuestas estas personas que no podrían acogerse las nuevas posibles leyes ¿Y quién se preocupa de ellos?

Sólo como un antecedente de conocimiento público, el senador Jon Kyl fue uno de los más grandes expositores de la reforma de inmigración en el 2005 para deportar a 12 millones de indocumentados de Estados Unidos, a ésta se le conocía como “Ley para una mejor acción policial y reforma migratoria 2005” o lo que es lo mismo decir “Deshagámonos de los latinos de una buena vez”. La idea era deportarlos para que postularan a un reingreso por canales tradicionales, de modo que así se les diera un “no” formal y legal.

Sin votos aún