John McCain
John McCain

La Gobernadora Jan Brewer sigue encontrándole sentido a la Ley Arizona (SB 1070) y ha señalado que la gran mayoría de los indocumentados que llegan a Estados Unidos transportan drogas, como queriendo legitimar una respuesta airada de USA hacia ellos con una ley dura y que los trate mal por levantar sospechas o ser parte de las estadísticas del trasporte de drogas ilícitas. Continuó Brewer señalando que, aunque son muchos los que quieren venir por una mejor calidad de vida y trabajo decente, los narcotraficantes los utilizan como mulas igual.

Hasta el momento, al sentir de la Gobernadora en Arizona, los inmigrantes que allí han llegado como “intrusos”, lo han hecho por el control y dirección de los carteles de drogas, lo que completa el vínculo de riesgo para la comunidad y lo que también inspira una norma como la SB 1070, que se espera entre en vigor el 29 de Julio.

Hasta el momento, los medios de control poseen información completa respecto del funcionamiento de los carteles de drogas y cómo reclutan a personas que “supuestamente” quieren ir a trabajar a Estados Unidos para utilizarles como mulas de transporte. Para Brewer todo lo que tiene que ver con “indocumentados” es sinónimo de crimen, ilicitud, drogas y un montón de actividades contrarias a las normativas legales de los estadounidenses, por ello cree firmemente en que hay que arrasar con ellos a como dé lugar.

A estas declaraciones polémicas por parte de la Gobernadora de Arizona, debemos sumar lo que ha dicho el ex candidato presidencial John McCain –senador por Arizona-, quien dijo en vivo y en directo a todo Estados Unidos a través del programa “Meet the Press” que no estaba de acuerdo con las declaraciones de Brewer. Aún así, reconoce que el trabajo de la Gobernadora es bueno, y que además los carteles de drogas sí perjudican a muchas personas, incluidos los inmigrantes.

Si bien es cierto McCain dijo no estar de acuerdo con que “todos los indocumentados transportan droga”, sabe que muchos de ellos se utilizan por los carteles para pasar drogas ilícitas al país, y que se debe hacer algo al respecto para entregarle la seguridad que necesitan los ciudadanos y que la ley federal actual no ha entregado.

Puede que una de las declaraciones que más haya encendido el debate, sea la opinión de T.J. Bonner, Presidente del sindicato de agentes de Patrulla Fronteriza, quien dijo claramente que el cruce ilegal no implica una pena tan grande como el tráfico de droga, por lo tanto un inmigrante difícilmente está dispuesto a tomar ese riesgo si quiere encontrar un mejor estilo de vida.

Sin votos aún