En una aparente estrategia de expansión de nuevos productos y mercados que complementen su negocio central, la empresa de fabricación de microprocesadores de computo Intel sería la última en lanzarse a la conquista del atractivo mercado de televisión online.

De acuerdo con un reporte publicado por el Wall Street Journal (WSJ) el día de hoy, la empresa estaría considerando ofrecer un servicio de televisión online (IPTV) para los consumidores estadunidenses que pretende competir directamente con servicios existentes de cable, satélite y telefonía.

A pesar de que el servicio estaría lejos de concretarse, Intel ha venido sosteniendo conversaciones con diversas compañías de contenidos que le permitan asegurar un acuerdo de aprovisionamiento continuo, con el uso de su propio set top box de cable virtual además de contar con su propia interface de usuario bajo la marca Intel.

Según lo reportado por el WSJ, a la fecha los programadores de contenido no han firmado contratos con el "operador de cable virtual", poniendo en tentativa el lanzamiento del servicio a finales de este año.

Los usuarios usarían conexiones de broadband para acceder al contenido desde su casa compuesto de programación similar a los canales encontrados en los servicios de cable o satelital.

Ardua competencia

Intel no sería la única empresa de tecnología interesada en ingresar al negocio de televisión online. A la fecha existen soluciones provistas por Amazon, Apple y más recientemente Google, sin mencionar a Netflix, Vudu y Hulu quienes han logrado posicionarse en un segmento específico de películas y TV shows.

El éxito inicial logrado por Netflix en el segmento de alquiler de películas fue seguido por Walmart tras la adquisición de Vudu.com en febrero de 2010. Ambos modelos de negocio difieren en que el primero requiere una suscripción mensual en tanto que el segundo es por pago por uso o compra de contenido. Debido a su modelo de negocio, Netflix se ha visto en problemas con proveedores de contenidos, y en consecuencia ha sufrido la pérdida de un porcentaje significativo de su audiencia, tal y como lo declarara su CEO.

Amazon por su parte ha logrado capitalizar en la venta y renta de videos y TV shows online, muy por encima de Apple y Google, a pesar de no contar con un set top box propio. Apple ha tratado de vender su propia caja, Apple TV, para el acceso a películas y shows de televisión vía su store iTunes. El dispositivo más reciente se estaría vendiendo por $99. Por otro lado, Google ha llevado a cabo alianzas estratégicas con fabricantes de dispositivos electrónicos de consumo masivo y televisores para incorporar su tecnología Google TV, y más recientemente con el lanzamiento de Google Play busca crear un hub de entretenimiento para la venta de música, ebooks y películas que puedan ser disfrutados en dispositivos móviles Android, PCs y televisores.

Retos de la televisión online - IPTV

Uno de los retos que enfrentan todas estas empresas que buscan posicionarse en el segmento de televisión online son los altos costos de programación de contenidos (TV shows, películas, etc.). A esto se une el hecho que los creadores de contenidos y las empresas de TV por cable y satélite aparecen no encontrarse tan deseosas de deteriorar un negocio que de por sí les ha sido bastante lucrativo.

Otro de los retos que enfrentan es que los proveedores de servicios de banda ancha en Estados Unidos, y otras partes del mundo, vienen considerando eliminar o cambiar el servicio de uso ilimitado por uno que funcione en base al consumo efectuado, lo cual afectaría directamente a servicios como los mencionados anteriormente y la nueva iniciativa de Intel, ya que IPTV no brindaría a los consumidores los beneficios que traería como potencial remplazo al tradicional servicio de televisión por cable.

CNET informa que Intel ha estado incursionando en la televisión en línea desde hace algún tiempo. En 2008 por ejemplo, se asoció con Yahoo! Para mostrar posibilidades de televisores conectados a la web. Las empresas llevaron a cabo demostraciones del Widget Channel de Intel que ofrecía la navegación de fotos, acceso a YouTube y a otras redes sociales directamente desde la televisión. Sin embargo, por aquel entonces Intel parecía estar centrada en su negocio de fabricación de microprocesadores, buscando vender sus chips a los fabricantes de televisión en adición a los fabricantes de computadoras. Hoy, la empresa ha dado un giro inesperado, posiblemente amparado en la necesidad de cerrar el círculo de negocio (chips y contenidos digitales) para satisfacer una creciente demanda por entretenimiento online.

Sin votos aún