Dr. Conrado Murray condenado a 4 años de cárcel
Dr. Conrado Murray fue condenado a 4 años de cárcel por la muerte involuntaria de Michael Jackson.
Foto tomada en el ingreso a la cárcel del Condado de Los Angeles.

El médico personal de Michael Jackson, Dr. Conrad Murray, fue condenado a cuatro años de prisión hoy por la muerte del rey del pop.

Michael Pastor, juez que presidido el caso, impuso la sentencia máxima al otrora médico de Jackson, quien cumpliría condena en la cárcel del condado en vez de una penitenciaria estatal, con la posibilidad de servir solo la mitad del tiempo imputado, de acuerdo a una nueva ley de California.

Pastor dijo que a pesar que Murray era elegible para libertad condicional, él decidió negársela. “Porque otorgar libertad condicional a alguien que tiene la idea que son ellos los ofendidos al estar frente a un tribunal…”, explicó el funcionario judicial. Asimismo indicó no tener la autoridad legal para enviarlo a una prisión estatal debido a la Ley de Reajuste de California, la cual establece que las personas condenadas a ciertos delitos no violentos, incluyendo homicidio involuntario, sean enviadas a la cárcel del condado en vez de una prisión estatal.

El juez dictaminó que Murray debería pagar una multa de $800, un pago por concepto de servicios de seguridad de la corte por $30, y una evaluación de condena penal de $40. La decisión alcanzada por el letrado fue claramente influida por el documental realizado por Conrad Murray, en el que se atribuye responsabilidad al mismo Michael Jackson por su muerte. Fuentes noticiosas informan que el juez Pastor increpó repetidamente a Murray en un tono bastante descontento por el documental.

“Algunos piensan que Dr. Murray es un santo. Hay quienes sienten que es el diablo. No es ninguno. Es un ser humano”, indicó el juez. Asimismo, agregó que es irrelevante para él que Michael haya trazado su destino con algún otro médico. “El hecho es que Michael Jackson murió debido a las acciones de…Dr Murray”.

El juez dictaminó que “Dr. Murray incurrió en un patrón recurrente de constantes mentiras y engaños”, señalando que su conducta fue “atroz” y “una vergüenza para la profesión médica” debido a que el galeno “abandonó a su paciente”. “Michael Jackson murió debido a causa de una totalidad de circunstancias [creadas] por Murray…y no un accidente en la madrugada del 25 de junio de 2009…”, puntualizó el magistrado.

Los procuradores solicitaron el pago de una restitución a favor de los hijos del fallecido artista en el orden de los $100 millones por concepto de ingresos que el cantante de pop hubiese generado durante su gira mundial “This is it”, además de $1,8 millones por gastos de funeral. El funcionario judicial dictaminó que Murray pagara la “apropiada restitución” en una audiencia posterior, sin embargo pareció dudoso en cuanto a la suma solicitada.

Antes de entregar su sentencia, el juez permitió a varias personas a dirigirse a la corte. Brian Banish, abogado de la familia Jackson, fue el primero en hablar en representación de la familia. “No hay forma para describir adecuadamente la perdida de nuestro padre, hijo y amigo. Todavía nos vemos el uno al otro sin creer que ya se ha ido. Como padres de Michael, nunca pensamos que viviríamos para ver su deceso…”. Banish continuo diciendo, “No estamos aquí en busca de venganza…Respetuosamente solicitamos que usted imponga una sentencia para recordar a los médicos que no pueden vender sus servicios al mejor postor…”.

Durante la audiencia, Murray se sentó en silencio. La única vez que habló fue cuando el juez le preguntó si entendió que podría apelar la sentencia. Tras el dictamen, el galeno fue llevado inmediatamente a la cárcel del Condado de Los Angeles.

Sin votos aún