Libros
Flickr.com
Flickr.com

Considerado un género menor por una buena parte de la crítica más purista desde su nacimiento, a principios del siglo pasado, la ciencia ficción ha generado libros de una excelente calidad literaria a lo largo de toda su historia. La mayoría, originados por la pluma de un visionario avanzado a su tiempo: Julio Verne. Su obra cumbre: 20.000 leguas de viaje submarino, en la que un grupo de investigadores son secuestrados por el temible capitán Nemo, pirata y apátrida que posee el primer sumergible de la historia.

Se trata de una enciclopedia de bolsillo que contiene todo el saber de la época sobre la ingeniería naval y las ciencias del mar, salpicada por inolvidables escenas de la mejor tradición aventurera como la lucha contra el calamar gigante.

Suyas son, también, otras piezas que han marcado un antes y un después en este género y que se han convertido, por derecho propio, en los mejores best-sellers que han conseguido atrapar el imaginario de los millones de fieles lectores desde sus inicios como escritor: Viaje al centro de la tierra, De la tierra a la luna o La isla misteriosa.

Se engloba dentro de la ciencia ficción literaria a los cuentos o historias que versan sobre el impacto que producen los avances científicos, tecnológicos, sociales o culturales, presentes o futuros, sobre la sociedad o los individuos. Y una de las obras que mejor retrata el mundo fantástico es, sin duda, La guerra de los mundos, de H. G. Wells. En ella, el narrador se convierte en involuntario corresponsal de la invasión de la tierra por parte de los marcianos, desde su misterioso aterrizaje hasta los desesperados intentos finales de subsistencia de la especie humana, reducida al salvajismo por la potencia destructora del enemigo. Ha tenido incontables adaptaciones a otros medios, a las que aún desafía con la viveza y nervio de su prosa.

Asimismo, algunos de los mejores libros clásicos de la literatura tienen a la ciencia ficción como hilo argumental:

  • Las crónicas marcianas, de Ray Bradbury
  • Solaris, de Stanislav Lem
  • Dune, de Frank Herbert
  • Contact, de Carl Sagan
  • La radio de Darwin, de Greg Bear

Pero para la revista británica Times, el primer lugar de su top ten lo encabeza La nave de un millón de años, de Paul Anderson. Su sinopsis dice así: Diez inmortales recorren la historia perseguidos por el oscurantismo y buscándose unos a otros hasta que coinciden en la época del despegue aeroespacial. Juntos deciden que el destino que les brinda su particular morfología es el de explorar el infinito del cosmos.

Isaac Asimov es, junto a Verne, el gran adalid de la ciencia ficción literaria, a juicio de gran parte de la crítica. Su obra más famosa es la serie de la Fundación, también conocida como Trilogía o Ciclo de Trántor, que forma parte, a su vez, de la serie del Imperio Galáctico y que luego combinó con su otra gran colección dedicada a los robots. También escribió obras de misterio y fantasía, así como una gran cantidad de libros de no ficción.

Para otros muchos lectores y críticos, el estadounidense Robert Anson Heinlein está considerado, junto a Verne, Asimov y Clarke uno de los mejores escritores de ciencia ficción de todos los tiempos. Suyas son algunas de las obras más destacadas del género: Estrella doble o Tropas del espacio.

Los libros de ciencia ficción de mayor éxito, junto a otros de menor seguimiento, también han servido de inspiración para el séptimo arte. Dos de las mejores películas de este género, Blade Runner de Ridley Scott, y 2001: una odisea en el espacio, de Stanley Kubrick, fueron en su día fieles adaptaciones de las obras ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, y El centinela, de Arthur C. Clarke, respectivamente.

Sin votos aún