Nadie podría haberlo sospechado, pero el uso de Internet ha provocado un revuelo en lo social, económico, audiovisual, comunicacional y también en el ámbito político, pues se puede ver una tendencia hacia la transformación de Internet como una herramienta fundamental a la hora hacer política, razón por la que todas las campañas políticas realizadas en los últimos años, han recurrido de gran forma al uso de la red, para conseguir así una mayor efectividad en la entrega del mensaje a los votantes.

Algunas de las causales por las que el mundo de la política se ha visto seducido por esta nueva herramienta comunicacional son el bajo coste que representa, el funcionamiento constante (24 horas al día, todo el año) y la gran cantidad de gente que le utiliza.

Habiendo un universo mayor a las 400 millones de personas que actualmente utilizan Internet, la publicidad y los negocios no son el único sector interesado en participar de esta gran oportunidad, pues la política también quiere lo suyo y pretende marcar un cambio aún mayor de lo que fue la llegada de la televisión, la que no tuvo en su momento la explotación adecuada, a diferencia de lo que ocurre hoy con Internet que sí posee una gran capacidad técnica y humana disponible para sacarle provecho.

Es de esperarse que en el concierto internacional, la política cambie respecto de su acostumbrada forma de ejercicio, para llegar a ser una mucho más interactiva y real gracias al uso de información en la red

La importancia o preponderancia del uso del Internet en la política cotidiana, puede pasar para muchos como un fenómeno desapercibido, sin embargo dependerá su importancia respecto del modelo que se siga, pues mientras que para los norteamericanos signifique un método de publicitar y comunicar de mejor forma su democracia directa para con los ciudadanos, en sistemas democráticos indirectos o representativos, como el anglosajón, sin duda que el uso de Internet significa la entrega de la agenda política a la ciudadanía, pues antes de ello los ciudadanos difícilmente tenían conocimiento o toma de decisiones respecto de temas contingentes.

En algunas sociedades del mundo, la gran capacidad de toma de decisiones y conocimiento de temas contingentes a nivel global, está en manos de unos pocos - partidos políticos - los que se alzan en desmedro del saber ciudadano con propuestas jamás discutidas ni conocidas por todos, de esta forma, el Internet y la política permite que los partidos, en general, no tengan el poder absoluto de las "prácticas políticas", cuestión que beneficia la transparencia en la toma de decisiones y une de mejor forma a la ciudadanía toda en un proyecto común que siempre existió, pero que antes era simplemente desconocido.

Se ha resumido la implementación de Internet en la política de distintas maneras, sin embargo una de las mejores formas de verlo es a través de tres puntos fundamentales, a saber:

  • Aumentar la información política a los ciudadanos, por medio de la incorporación de nuevos canales, para que de esa forma la reflexión que hagan los ciudadanos se amplíe a temas aún más diversos y complejos
  • Aumentar la calidad de la información que llega a todo un país con absoluta prescindencia de las barreras geográficas que pueda tener un país, así como también de las climatológicas, pues con la red se pueden obviar todas estas sin ninguna dificultad
  • Mejorar la toma de decisiones gracias a la creación de distintas instancias para que la ciudadanía participe de un debate conjunto de tipo transparente, restándole fuerza a los llamados "grupos de presión"

Por todo lo anterior, se aconseja que el uso de Internet no obedezca simplemente a la oportunidad de publicitar de mejor forma una campaña, sino también, y principalmente, para impedir la intermediación de ciertos grupos y/o medios especializados en la toma de decisiones, asegurando con ello un cambio legislativo positivo en el sistema democrático en el que se aplique el uso de Internet.

Sin votos aún