La importancia de un buen plan de Marketing en las empresas de hoy en día es primordial, pues es la herramienta que hace posible el dar a conocer los productos y/o servicios que se ofrecen, por ello en tiempos de escases económica o baja financiera, es el marketing el acápite que nunca se debe acabar, aunque sí modificar eficientemente. Con la llegada del marketing electrónico se abren fronteras insospechadas, al punto de permitir innovar de forma importante los resultados obtenidos en canales tradicionales, impactando con ello positivamente a las distintas compañías que contemplan esta nueva alternativa en su plan presupuestario anual, como complemento o reemplazo del marketing tradicional.

El 2010 será marcadamente un año en que las empresas verán como todo vuelve a la normalidad, aunque es preciso hacer un alto y evaluar las medidas tomadas en los dos últimos años (donde la crisis económica estalló mundialmente), ya que con la implementación del marketing online, no sólo se pueden mantener la baja de los presupuestos definidos en tiempos de escasez financiera, sino que también se puede mejorar toda la mercadotecnia de una compañía con métodos no tradicionales, lo anterior gracias a la implementación de los diferentes servicios que entrega Internet hoy en día.

Mientras que la mayoría de los empresarios se abstenían de aumentar el presupuesto en muchos de los conceptos asociados al marketing en sus empresas, otros consideraron la posibilidad de desviar los mismos fondos contemplados (sin disminuirlos), pero invirtiéndolos en tecnología nueva -marketing online- lo que no sólo permitió una mejora porcentual importante respecto de los métodos convencionales hasta ese entonces utilizados (más del 50%), sino que además hizo posible la llegada de nuevos horizontes para los operarios, quienes vieron la eficacia de las nuevas campañas en línea, y el cómo los términos de Marketing Relacional Electrónico (eCRM) y el de Data-Mining (DM), cómo forma de mejorar las problemáticas asociadas al manejo del marketing relacional electrónico, van tomando más fuerza en los tiempos que corren, al punto de ser el camino escogido por los empresarios con visión de futuro y por muchos otros que saben que el mundo empresarial pasa por la transición de lo real a lo virtual.

Al menos un 80% de las grandes empresas en la actualidad piensa en el marketing online como una solución perfecta, lo que es un margen abrumador respecto del margen conocido el año 2007, donde apenas un 70% de las mismas empresas lo consideraba en la planificación presupuestaria anual

Las empresas consultadas respecto de esta temática señalan que, de cualquier forma, la decisión respecto del nivel presupuestario aplicado para el tema del marketing, de ninguna forma se adapta en las decisiones de la competencia o los promedios del sector en el que se enmarca la discusión, lo que nos lleva a preguntarnos ¿Qué ocurrirá durante el 2010? Si los marcadores hacen pensar en una recuperación galopante ¿Será la hora de invertir en iniciativas Web 2.0?

Para nadie es una sorpresa el ver cómo han proliferado las redes sociales como Twitter, Facebook, entre otras, además de existir muchísimos sitios de información (blogs), los que de una y otra forma han marcado la pauta, y creado de paso un nicho interesante para las empresas, quienes dejan a los intermediarios y se relacionan más directamente con sus potenciales clientes por medio del eCRM y todo lo que eso implica, mejorando las expectativas de todos los actores involucrados.

Es sabido que la inversión en marketing es uno de los temas que no se pueden evitar, al punto de convertirse a ratos en un verdadero dolor de cabeza cuando el presupuesto escasea, sin embargo, el nuevo marketing en línea presenta la ventaja de, inclusive, aumentar el presupuesto invertido, al punto de llegar a obtener no sólo mejores resultados en la respuesta de todas las tareas relacionadas con el mercadeo, venta y estudios de mercado, sino que también el de poder observar un alza de más del 50% en beneficios respecto de los métodos de marketing convencional antes utilizados, razón por la que todos hoy comprenden que el futuro del marketing está en Internet.

Sin votos aún