El flujo es uno de los conceptos más importantes en el campo de los mercados digitales, ello pues seguramente muchos lo manejan, pero no saben a qué se le llama "flujo", así especificaremos que éste mide en definitiva el grado de complicidad o interactividad que se genera entre los lectores o visitantes (en el caso de un site informativo) y quienes están publicando la información que pretende entregar algo a los usuarios, lo que en última instancia también tendrá una importancia específica en el diagrama de medición del feedback en este nuevo nicho que es el marketing interactivo digital o electrónico.

En los nuevos análisis de mercados digitales, se mide el grado de comunicación real que logra un determinado mensaje, sea a modo de ofrecer información al usuario o como campaña publicitaria, es decir, se mira en sentido amplio, por ello la diferenciación entre los tipos de usuarios es fundamental para el cálculo que se hace del grado de interacción real que existe entre quien crea el mensaje y el destinatario, quien debería participar de la comunicación en un entorno ideal.

Por lo anterior, en el caso de los mensajes establecidos en campañas publicitarias de medios escritos tradicionales, televisivos o radiales, existe un espectador pasivo, que no busca necesariamente recibir un mensaje, sino muchas cosas a la vez, a contrario sensu de lo que ocurre con los "internautas", quienes decididamente navegan para buscar algo de su interés, por lo que son participantes activos de la comunicación que pueda crearse.

De los estudios realizados por Donna L. Hoffmann y Thomas P. Nowak, profesionales del Marketing Universitario, se desprende que el "flow" implica esa estrecha relación que se puede llegar a desarrollar entre el cliente y el mensaje que se quiere promover en una campaña determinada, gracias al estado mental en el que siempre están aquellos navegantes de la Internet, la que se ha llegado a comparar con la de un atleta que hace uso en carrera del 100% de su energía, por lo que el grado de comunicación y complacencia entre clientes y ofertantes, puede ser total.

Si entendemos entonces que el Flujo es la medida perfecta de la conexión entre audiencia y mensajero, entonces ¿cuál viene a ser el medio de enlace entre estos? En el caso de los portales en Internet, el término es más viejo de lo que realmente representa, "multimedia". El término anteriormente expresado ciertamente es genérico, no obstante ello hay que partir de la premisa de saber que la web utiliza programas como Flash o similares para lograr ese dinamismo que resulta hoy tan codiciado para entablar una especie de relación de intercambio entre quienes desean aprender algo, y los que ofrecen dicha posibilidad.

Flujo y Multimedia son término conducentes a un factor preponderante en la confección de una interactividad óptima para los visitantes, la "funcionalidad", término que permite distinguir la cantidad de cosas que podemos mostrar con un rango de interactividad suficiente, que haga factible que las personas o clientes se desenvuelvan con naturalidad e interactúen en tiempo real. Cuando se pierde la funcionalidad de un sitio, la comunicación se torna imposible, de ahí que los estándares de velocidad de conexión en los hogares y centros de Internet sean cada vez más altos, pues todos luchan por mostrar más cosas de una mejor forma sin impedimentos técnicos.

Finalmente, de la concepción del Flujo como forma de medición del grado de complicidad entre la audiencia y el mensaje; la multimedia como factor predominante a la hora de crear una interacción eficiente entre clientes y empresas para obtener productos, servicios o información al respecto, finalmente llega el "feedback", cual viene a cumplir el fundamento de la personalización de aquello que se pretende entregar mediante el marketing online, dejando atrás el concepto de "crear una necesidad", pues lo altera pues ya se sabe lo que se quiere o necesita, pero la siguiente pregunta es ¿cómo quiere que sea el servicio o producto?

Definitivamente el feedback en publicidad es importantísimo, pues permite tener la solución a una necesidad acomodada a los gustos de las masas a las que va dirigida, por ejemplo, si sabemos que se necesitan más "city cars", no basta con crearlos, pues se puede aún llegar a la siguiente pregunta ¿cómo quieres que sea tu city car? Lo que no es otra cosa más que customizar la producción a las nuevas masas que buscan en la web.

Sin votos aún