La red ha traído a nuestro entorno cotidiano una auténtica revolución tecnológica. Nos ha hecho la vida más fácil con los sistemas de comunicación online gratuitos, con las plataformas de pagos y cobros bancarios, con los e-mails, con una oferta de ocio y en especial, con la posibilidad de buscar información realmente útil.

Internet ha traído la comunicación y el comercio electrónicos globales. La publicidad en internet se está extendiendo a una velocidad vertiginosa, algo que está convirtiendo a la mercadotecnia virtual en un recurso popular. Todo el mundo quiere tener presencia comercial en Internet y es que el público que utiliza la red para informarse o para adquirir bienes de consumo no deja de aumentar.

La televisión está empezando a pasar a un segundo plano en las preferencias del público en favor de Internet. Incluso los grandes medios económicos están invirtiendo ahora mismo más recursos en la red que en televisión. Pero, ¿tiene el internauta medio un conocimiento claro de lo que puede significar la publicidad en Internet o, simplemente, cómo hacerla, ¿que recursos pueden estar a su disposición?

Proponemos aquí un glosario de referencias que pueden ayudarte a conocer los formatos de publicidad que puedes encontrar en Internet y los pros y los contras de cada uno de ellos. Saber la importancia que tienen esos formatos de publicidad, puede contribuir a que el espacio web que administras rinda adecuadamente, que aumente el tráfico de su sitio, bien en el entorno de tu comunidad o bien a nivel global, sin que la lengua que sirve de base a su web sea un inconveniente.

Tipos de publicidad en Internet

  • Publicidad en redes sociales. Facebook, Twitter, MySpace o YouTube
  • Publicidad en anuncios clasificados en portales de Internet
  • Publicidad mediante e-mails
  • Publicidad en vídeos en Internet en los portales de YouTube, AOL, MetaCafe, Yahoo y otros
  • Publicidad mediante pago por click en enlaces patrocinados en Yahoo o Google
  • Publicidad en banners. Intercambios de banners en sitios web
  • Publicidad con el modelo de ventanas emergentes
  • comprar artículos patrocinados o enlaces hacia tu web
  • Publicidad gratuita en Google con Google Maps o Local Google

Con estos medios publicitarios se puede aumentar el tráfico de su web, sin embargo, eso no quiere decir que también lo haga la facturación del sitio. La rentabilidad del espacio web, el incremento de las ventas está relacionado con otros factores que hay que tener muy en cuenta y que están relacionados con los hábitos y las preferencias de los visitantes que acuden a él para obtener datos de interés o para adquirir algún producto que allí se ofrezca.

Entre los aspectos negativos que retraen las visitas de los internautas y en consecuencia, baja los niveles de las ventas están los diseños poco atrayentes. El visitante de una página web se comporta de forma fugaz. Sus decisiones son emocionales. Una estructura poco clara en el sitio o una disposición de los gráficos poco atrayente le conducirá a abandonar tu web y tal vez, a no regresar nuevamente. Otro de los motivos que lleva al internauta a no preferir tu web puede ser un inadecuado sistema de navegación interna.

El visitante no debe estar separado de los productos que se oferten por más de 3 clicks, porque si no desistirá. También debe tener claro en que lugar de la web se encuentran y, por supuesto, tener claro como ir de una parte a otra de la web sin contratiempo, tiene que tenerlo claro.

Un asunto que resta puntos a su web es la ausencia de datos sobre los productos. Pasa como en mundo tangible, si no sabemos que nos aporta el producto, si no nos queda claro, renunciamos a su adquisición. La seguridad de la compra en Internet para el cliente llega de la mano de la certidumbre de que detrás de la web está una persona o una serie de profesionales que van a responder a sus necesidades y a sus demandas de información puntuales

Algunos portales de Internet prescinden de formas de contacto y otros apenas tienen más que una dirección de correo electrónico que parecen esconder las intenciones del responsable o los responsables de no ser accesibles.

La publicidad en Internet no es el único factor que cuenta como habrá podido comprobar, una imagen adecuada, un diseño bien estructurado y un medio de contacto que aporte seguridad y confiabilidad al cliente están dentro de los criterios para que una web funcione y funcione bien.

Sobre las estrategias publicitarias, algunas son lógicas y muy fáciles de llevar a cabo y de mantenerlas, para otras, para alcanzar fines promocionales mucho más concretos, la solución tal vez pase por el asesoramiento de un experto, un especialista en marketing en internet que pueda garantizar el aprovechamiento de la inversión en tiempo y dinero.

La publicidad en Internet es muy dinámica, se puede empezar a promocionar una línea de productos o servicios y acabar desarrollando estrategias no previstas en función de la reacción de los internautas y de sus hábitos contraídos con su espacio web. Conocer los trucos, saber cómo desenvolverse en este mundo tan cambiante es cosa de profesionales y de su competencia.

En cuanto a costos hay que tener en cuenta que los criterios varían en función de la oferta y la demanda, tal y como sucede en el mundo real. Cuanto más valor tenga un sitio web, más costo tiene publicitar en él. Cuanto más demanda tenga una palabra clave más valor o costo va a tener promocionarse con esa palabra. /p>

Un buen análisis de las posibilidades de publicidad virtual permitirá que pueda obtener el máximo rendimiento de sus iniciativas comerciales en el espacio virtual.

Sin votos aún