Sensory marketing - La mejor forma de complementar una campaña

La eterna pregunta de cómo obtener ganancias a partir de la satisfacción de las necesidades de los clientes, toma un rumbo insospechado con el llamado Sensory Marketing, el cual intenta darle una profundidad mayor a las técnicas actualmente conocidas e intenta hacer uso de las más intrínsecas capacidades humanas para lograr su objetivo, captar la atención de las personas sobre una determinada propuesta.

Sensory marketing o marketing aromático, como también se le conoce, surgió como un estudio realizado por una prestigiosa universidad Rockefeller, la que entre sus resultados concluyó que los seres humanos se afectan y recuerdan el 1% de lo que tocan, el 2% de lo que oyen y el 5% de lo que ven, sin embargo, el porcentaje aumenta notablemente cuando el recuerdo y la estimulación provienen del sentido del olfato, consiguiendo un asombroso 35%.

Como en todo tipo de campaña de marketing actual, la idea de verse bien y captar la atención del usuario con colores agradables, inclusión de imágenes, diseños y conceptos de estilo moderno es una manera de proponer a un potencial cliente el aceptar la oferta, así el marketing aromático lo ha conseguido con excelentes resultados en quienes se ha probado, demostrando que las decisiones de compra siguen obedeciendo al concepto de “la venta es visceral”, y por lo tanto susceptibles de ser incitadas por los olores.

Distintas campañas de publicidad ya han sido puestas en funcionamiento en bares y restaurantes en Finlandia, donde se aprovechan algunos olores de licores específicos para estudiar el resultado que provocan. Los resultados hablan por sí solos, en los lugares en que se utilizo una publicidad visual y aromática, el nivel de ventas respecto de las que sólo incursionaron en una campaña visual, se incrementó en un 8%. Con estos resultados lo que se consigue es conocer cómo piensan los clientes cuando se estimula gran parte de sus sentidos, concluyendo así que el marketing aromático es un buen complemento en determinadas campañas publicitarias.

En toda campaña lo que se intenta hacer es “provocar” a las personas, promover o incitar a que éstas quieran o decidan comprar un determinado producto y/o servicio, y para ello se enfoca cada técnica en provocar una sensación de satisfacción y seguridad al potencial cliente, para ello el sensory branding aprovecha las ventajas de la memoria, y por medio de los “olores” estimula sensaciones en las personas que confluyen en un ambiente preciso para realizar una compra.

En productos como neumáticos, calzado deportivo, entre otros ya se puede encontrar un olor característico, el que ya dejará de ser genérico como cuando dices “tiene olor a nuevo”, para decir ahora “este olor es de tal marca”, lo que constituye sin duda un avance extraordinario en las técnicas de marketing y la consolidación de una marca.

Sin votos aún